Indiferencia por la Copa América en Brasil tras la baja de Neymar

0
1

[ad_1]

Sao Paulo, urbe que va a abrir la Copa América mañana (en la madrugada del viernes al sábado) con el partido entre Brasil y Bolivia en el Morumbí, vive con poca expectativa el campeonato más viejo de elijas del planeta. La reforma económica por la que pasa el país tras el cambio de gobierno y la poca afinidad de la torcida con la selección de Tite mantienen una atmósfera discreta equiparada con la que se vivió hace 5 años a lo largo del Mundial. Tanto, que en la llegada de la selección a Sao Paulo apenas siete hinchas fueron a recibirlos al hotel.

Para los más jóvenes era una ilusión ver jugar a Neymar otra vez en Brasil, mas no va a poder ser a raíz de su lesión. De esta manera lo expresa Rodrigo, vencedor del primer campeonato de Favelas que se efectuó en la anterior de la Copa América: “Brasil es la preferida, mas con Neymar todo hubiese sido más simple”. No obstante, para Marivaldo, llene de 49 años, la ausencia del crack brasileiro favorece “la manera de jugar del equipo”. El seguidor del Sao Paulo asegura que sin el jugador del PSG se ha visto una selección más colectiva y enfocada en el campeonato.

Sao Paulo se considera una de las ciudades más exigentes del país con su selección, de ahí que la venta de camisetas alrededor del Morumbí asimismo ha sido poca. Lo confirma André, un vendedor que ratifica lo dicho por Filipe Luis respecto al apoyo que pueden brindarles a los jugadores. “No les pediremos que vengan sin probar que en la cancha dejaremos todo, sabemos lo exigente que es la hinchada de acá”, aseguró el lateral de 33 años.

A pesar de eso, desde enero se agotaron las entradas para el partido inaugural (más o menos 65.000) y asimismo para los demás encuentros del conjunto local, que van a ser en la ciudad de Salvador de Bahía ante Venezuela (19 de junio) y finalmente en la ciudad de Sao Paulo ante Perú (22 de junio).

Escudo/Bandera Brasil

Faltan 24 horas a fin de que Brasil juegue su quinta Copa América de local con un extenso favoritismo, si bien la hinchada está dividida. En la tierra de Pelé, el futbol siempre y en todo momento aparece como opción alternativa para hacer olvidar momentáneamente la alta cota de desempleo que viven más de 13 millones de habitantes en el país más grande de Sudamérica. La ausencia de Neymar no ayuda a que la alegría se desborde.

[ad_2]

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here