En uno de los momentos más frágiles de su mandato, Evo Morales se solidarizó con Cristina Kirchner

0
173

Evo Morales aceptó el poder en Bolivia el 22 de enero de 2006 y ya lleva 12 abriles y 6 meses como presidente

“El día de hoy se cumplen 15 abriles de que la Cámara de Miembros del Congreso de los Diputados de Argentina aprobase una Ley a iniciativa del Hno. Néstor Kirchner, que dejó desplegar juicios contra las dictaduras que violaron los DDHH. Ahora, la derecha persigue judicialmente a la Hna. Cristina, toda nuestra solidaridad“, expresó Evo Morales, presidente boliviano, en sus redes sociales.

Cristina Kirchner estuvo de nuevo en el centro de la acto después de que saliesen a la luz los cuadernos de las coimas, que develaron un circuito de pasta enojado entre empresarios y un ámbito del gobierno mencionado para la asignación de la obra pública. Hay esenciales hombres de negocios detenidos, otros que se han pesaroso y ex- funcionarios que todavía quedaron tras las rejas. Mañana, la ex- líder va a deber fallar en presencia de el mediador Claudio Bonadio, al cargo de la causa, en los tribunales de Comodoro Py. 

Morales publica el mensaje de camaradería a la ex- presidente en un contexto personal aciago, que experimenta contestaciones más severas de la voluntad popular. Tras 12 abriles en el poder y campeón en 3 comicios presidenciales, Evo Morales se encara a su instante más frágil en el examen de su mandato: hace un par de semanas una pesquisa develó que el 54 por ciento de la población está conforme con el título de “dictador” después de no ocurrir respetado el referendo del 21 de febrero de 2016 que lo inhabilitó para una nueva reelección y el Tribunal Constitucional Plurinacional descartó tras el pedido del Movimiento Al Socialismo, el partido bolivariano dirigido por el propio Evo.

El primero de agosto se conoció el resultado de este penetración efectuado por Mercados y Muestras para el lugar Página Siete. “Es el sentimiento de la ciudadanía que se reúne en las plataformas para proteger su voto, que es pisado por el gobierno del presidente Morales”, añadió el miembro del Senado disidente Yerko Núñez en cita a la percepción popular que semeja desacreditar la ocasión de una cuarta parte orden para la administración contemporáneo. El 38 por ciento de los consultados afirmó no estar conforme con la definición de “dictador” y el ocho por ciento sobrante prefirió apelar al “no sabe o bien no responde”. Esto brota después de que el 21 de febrero de 2016, el 51,3 por ciento del padrón rechazara la reelección del presidente, que debería dar su cargo el 22 de enero de 2020.

En una investigación anterior, la pretensión de voto de cara a los próximos comicios dictamina un igualada técnico entre el líder de izquierda y el ex- líder Carlos Mesa, vocero de la demanda marítima contra Chile en la Corte de La Haya. Morales mantiene el 27 por ciento de los votos en frente de los 25 por ciento de Mesa, mas en una hipotética segunda revés el aspirante disidente aceptaría prácticamente el 50 por ciento del electorado en frente de un 32 por ciento del contemporáneo presidente. El mensaje concluye que Evo Morales es electoralmente “derrotable”.

El presidente de Bolivia Evo Morales podría perder en segunda vuelta en las próximas elecciones (Reuters)

El presidente de Bolivia Evo Morales podría perder en segunda revés en las próximas elecciones (Reuters)

Algunos medios bolivianos charlan de “semana horrible“, que acaba con un presente de efemérides sudamericanas en las que le quiere solidaridad a Cristina Kirchner por su “persecusión legislativo”. Una semana que empezó con festejos patrios en Potosí, donde más de 80 mil personas bramaron su rechazo a la reelección sobre el porcentaje universal: hacía 17 días que en esa urbe el “No” se había impuesto con el 53,2 por ciento , conforme apunta el diario El Deber. Evo Morales pronunció allá su alegato más sólido en su historia presidencial: se alargó menos de 40 minutos en tierra hostil.

Días a posteriori, el escándalo por el hurto de una medalla, una sortija de oro y diamantes que datan de la fundación de la República en 1825 y que originalmente perteneció al libertador Simón Bolívar, y una pandilla presidencial bordada con hilos de oro. El marcial Roberto Juan de Altísimo Ortiz Blanco, un teniente del Ejército boliviano destinado en el Palacio de Gobierno de Bolivia, era el responsable de proteger los objetos y llevarlos a Cochabamba, donde al día sucesivo el presidente debía lucirlos a lo largo de los actos del Día de las Fuerzas Armadas. Mas el oficial denunció en presencia de la Policía Boliviana que le habían robado los símbolos de una mochila que estaba interiormente de su utilitario estacionado en la calle mientras que se hallaba en un prostíbulo.

El presidente Evo Morales asistió a los actos por el 193 aniversario de las Fuerzas Armadas de Bolivia en Cochabamba y no lució la banda ni la medalla presidencial

El presidente Evo Morales asistió a los actos por el 193 aniversario de las Fuerzas Armadas de Bolivia en Cochabamba y no lució la pandilla ni la medalla presidencial

Evo desfiló en Cochabamba sin la pandilla presidencial y los ladrones devolvieron el motín: los objetos fueron encontrados en consumado estado en una mochila en el atrio de la iglesia de San Pedro, en el centro de la La Paz. Mas las polémicas no se acabaron con la restauración de los símbolos presidenciales. Oficiales de las Fuerzas Armadas en servicio culparon al Gobierno de instituir la corrupción y matar con la institucionalidad: “Hemos tocado fondo, (…) hemos llegado a un extremo de insostenibilidad de la institucionalidad, al extremo de inmoralidad y desprofesionalización que no podemos más proseguir callando. No podemos ser cómplices y cerrar la boca. No podemos proseguir indiferentes en presencia de este statu quo que pasa con nuestros mandos militares. ¡Es hora de tomar resoluciones, puesto que hagámoslo mas ya!”, reza un extracto del documento que no fue firmado por miedo a represalias.

El depuesto teniente se halla detenido a la demora de un proceso legislativo por “incumplimiento de deberes, conducta antieconómica y menoscabo de la riqueza o bien patrimonio doméstico”. Mas para las Fuerzas Armadas bolivianas, Roberto Juan de Altísimo Ortiz Blanco es solo una muestra de la coyuntura: “Lo que queda bajo el agua es la auténtica y pura existencia putrefacta. Una vergonzosa desprofesionalización marcial. El teniente es el llamador de muestra”.

Más sobre este tema:

Evo Morales podría ser derrotado en las elecciones de 2019, conforme una pesquisa

Oficiales del Ejército culparon al Gobierno de Evo Morales por el hurto de símbolos presidenciales: “Hemos tocado fondo”

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here