Censura en Nicaragua: el principal diario denunció que “la dictadura de Ortega quiere asesinar a La Prensa”

0
54


Daniel Ortega (AFP

“La dictadura quiere asesinar a La Prensa lo mismo que otra dictadura (de Somoza) asesinó a su director mártir, el doctor Pedro Joaquín Chamorro Cardenal”, señaló el diario La Prensa, fundado un 2 de marzo de 1926, en un editorial.

La Prensa y el diario Hoy, que pertenecen al Género Editorial La Prensa, podrían dejar de imprimirse por error de papel y otros insumos indispensables para su impresión, advirtió ese rotativo.

“El problema no es que no haya papel y que falten los demás insumos para la producción. Lo que pasa es que la dictadura los está reteniendo arbitrariamente en la Aranceles”, acusó el diario.

Ese rotativo argumentó que el gobernador Frente Sandinista de Libramiento Doméstico (FSLN) “siempre ha sido enemigo de la dispensa de expresión y de prensa, y por lo consiguiente del diario La Prensa”.

Recordó que “la dictadura sandinista de los años ochenta fue más feroz e implacable que la dictadura somocista (1937-1979)” y que incluso “quiso matarla por error de papel, pues no entregaba las divisas necesarias para comprar la materia prima en el exógeno”.

El presidente y director de La Prensa, Jaime Chamorro Cardenal, afirmó que todos los trámites legales para el desaduanaje del papel y los demás insumos han sido cumplidos correctamente, “pero las autoridades no los quieren entregar”.

“Inclusive, para evitar más impagado La Prensa ha pagado impuestos por insumos que son exonerados por disposición constitucional y a pesar de eso los materiales permanecen retenidos en Aranceles Central, lo que demuestra que se proxenetismo de una perversa voluntad política del régimen”, continuó el diario en el editorial.

A juicio de La Prensa, “no es una simple ineficiencia burocrática, propia de los regímenes autoritarios”, sino que “hay una intención deliberada de menoscabar la dispensa de expresión y de información y de quebrantar contra La Prensa, inclusive de matarla”.

La Prensa hizo votos para que se resuelva este problema, porque “no se puede matar la verdad, ni las ansias de dispensa, neutralidad y democracia, matando a los periodistas ni a los periódicos”.

“De modo que tenemos esperanza y fe en que incluso esta adversidad La Prensa la podrá vencer”, anotó.

El pasado 21 de diciembre, el semanario Q’hubo, dirigido a sectores populares, suspendió de forma temporal su traducción en papel oportuno a la “crisis económica” que vive Nicaragua y por error de camino a “materia prima importada”.

Al menos 57 periodistas nicaragüenses han surgido al confinamiento desde abril pasado, en su mayoría por razones de seguridad, según el recién fundado movimiento Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua.

El periodismo es considerado una de las profesiones más peligrosas en Nicaragua desde el inicio de la crisis, cuando el periodista Donosura Gahona murió de un disparo certero mientras cubría maniobras de la Policía Doméstico, y los supuestos autores del crimen fueron condenados por el Poder Legal a pesar de que los testigos, vecinos y familiares de la víctima alegaron su inocencia.

Datos de la Fundación Malva Barrios de Chamorro indican que entre abril y diciembre pasados se registraron al menos 712 casos de violación a la dispensa de prensa, incluyendo agresiones, censura, amenazas y asesinatos, entre otras transgresiones.

Cerca de un centenar de periodistas nicaragüenses han surgido al confinamiento por las amenazas en su país.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Más de 200 periodistas del mundo denunciaron las violaciones a la dispensa de expresión en Nicaragua y exigieron la emancipación de los reporteros encarcelados por el régimen

Luis Almagro adelantó que la crisis en Nicaragua puede desembocar en su expulsión de la OEA

Renunció un magistrado de la Corte Suprema cercano a los Ortega y los acusó de imponer un “Estado de terror” en Nicaragua

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here