Cambios que debes hacer en tus hábitos si deseas prevenir la cistitis

0
4

[ad_1]

¿Sabías que puedes prevenir la cistitis mudando ciertos hábitos rutinarios? Si bien quizás lo ignoras, el modo de vida y ciertos cuidados básicos resultan determinantes para eludir este género de infecciones. En estas líneas te damos ciertos consejos.

Con la llegada del verano, somos más propensos a sufrir infecciones urinarias. La cistitis es una afección de las vías urinarias que da sitio a situaciones incómodas que complican la realización de nuestras actividades cotidianas por la necesidad imperiosa que existe de ir al baño continuamente, aparte del ardor que se genera al mear.

El término médico «cistitis» hace referencia a la inflamación de la vejiga ocasionada, en la mayor parte de las ocasiones, por una infección microbiana. Parece ser una problemática típicamente femenina, puesto que el porcentaje de mujeres perjudicadas de cistitis es indudablemente considerablemente más alto que el de hombres.

De hecho, en cifras, 1 de cada dos mujeres padecerá cistitis una vez en la vida, al paso que la estimación en hombres es 1 de cada 10. En todo caso, lo ideal es saber identificar sus síntomas y adoptar medidas precautorias. ¡Tenlo en cuenta!

¿De qué manera se si sufro cistitis?

Los síntomas de la cistitis pueden cambiar en todos y cada paciente, dependiendo de la severidad de la infección. No obstante, con frecuencia se dan ciertas manifestaciones clínicas generales que dejan su identificación. Ciertas de estas son:

  • Necesidad imperiosa y incesante de orinar
  • Sensación de ardor al orinar
  • Orinar a menudo y poco volúmen
  • Orina de coloración turbia y fragancia desagradable
  • Molestias en torno a la pelvis
  • Sensación de presión en la parte baja del abdómen
  • Pueden aparecer picos febriles
prevenir la cistitis
El primordial síntoma de la cistitis es una necesidad imperiosa de mear. No obstante, asimismo puede ocasionar dolor, cambios en la orina y fiebre moderada.

Acude al médico si existe:

  • Dolor en la espalda
  • Fiebre y escalofríos
  • Náuseas y vómitos
  • Hematuria o bien sangre en orina

¿Por qué razón se genera la cistitis?

Para prevenir la cistitis, es preciso saber cuáles son las causas que la originan. Dependiendo del factor desencadenante, la cistitis puede ser clasificada en:

Cistitis bacteriana

Es la causa más usual. Esta clase de infección se da cuando bacterias que se hallan en general fuera de las vías urinarias ingresan en ellas mediante la uretra. En la mayor parte de las ocasiones la bacteria causante de cistitis es Escherichia coli (Y también. Coli), por poner un ejemplo, tras haber mantenido relaciones íntimas.

Lee también: De qué manera reconocer, prevenir y tratar naturalmente la infección urinaria o bien cistitis

Cistitis no infecciosa

Existen asimismo factores no infecciosos que pueden hacer que se inflame la vejiga:

  • Cistitis intersticial o bien crónica: asimismo famosa como «síndrome de vejiga dolorosa». La afección puede ser bastante difícil de diagnosticar y tratar.
  • Medicamentos: Los fármacos quimioterápicos como la ciclofosfamida y también ifosfamida, pueden generar inflamación de la vejiga cuando sus metabolitos son expulsados del organismo.
  • Productos químicos: Aparece a consecuencia de hipersensibilidad a substancias químicas presentes en baños de espuma, sprays de higiene íntima femenina o bien geles espermicidas.
  • Cuerpos extraños: el empleo prolongado de un catéter o bien sondas vesicales puede producir daños en el tejido de la vejiga y dar sitio a infecciones bacterianas.
  • Otras afecciones: se da cuando la cistitis aparece como una complicación de otros trastornos, como la diabetes, los cálculos nefríticos, el agrandamiento de la próstata o bien las lesiones de la medula espinal.

El tratamiento de la cistitis se fundamenta esencialmente en la administración de antibióticos, si bien asimismo hay algunos antídotos naturales para calmar los molestos síntomas.

Lee también: siete antídotos naturales para combatir la cistitis

Cambios en tus hábitos diarios para prevenir la cistitis

A veces prevenir infecciones es tan fácil como introducir ciertos cambios en tu rutina diaria. Se ha probado que aparte de tener una potente acción antioxidante, el arándano colorado ayuda a la prevención de infecciones urinarias.

Estas propiedades se atribuyen a su alto contenido en proantocianidinas (PAC), un conjunto de polisacáridos que inhibe la actividad de la bacteria E. Coli, impidiendo su adhesión a las células del tracto mingitorio.

Infusión de arándanos y limón
El jugo de arándanos colorados contiene nutrientes esenciales que asisten al tratamiento de infecciones como la cistitis.

El consumo de este fruto sería, en consecuencia, una medida útil para agregar en los hábitos rutinarios para prevenir la cistitis. Además, resulta esencial tomar en consideración otras consideraciones en la rutina diaria:

  • Bebe rebosante líquido, preferentemente agua. Esto ayuda a arrastrar bacterias presentes en la vejiga y arrastrarlas en la orina.
  • Orina con frecuencia; no retrases ir al baño por vagancia cuando sientas la necesidad de mear.
  • No continúes un buen tiempo con la ropa mojada cuando vuelvas de la playa o bien la piscina.
  • Sécate de adelante cara atrás tras evacuar. Esto evita que las bacterias de la zona anal se extiendan a la vagina y consiguientemente, la aparición de infecciones.
  • Lava suavemente la piel que rodea la vagina y el ano. Evita jabones beligerantes para no irritar la zona.
  • Intenta vaciar la vejiga cuanto antes tras sostener relaciones íntimas.  Esto ayuda a suprimir las posibles bacterias.
  • Evita el empleo de desodorizantes en spray o bien productos femeninos en la zona genital. Estos productos pueden resultar irritantes.
  • Mantén una nutrición equilbrada que resguarde tu vejiga en frente de infecciones.

En conclusión, para prevenir la cistitis…

Es recomendable hacer ciertos cambios rutinarios, especialmente en lo que se refiere a la higiene, los hábitos de micción y la nutrición. Las probabilidades de padecer una infección dismuyen adoptando pautas y medidas precautorias de forma fácil aplicables en el cada día.

Es esencial sostener un equilibrio y una rutina convenientes, en tanto que si se tratan veloz y apropiadamente es poco probable que las infecciones de vejiga tengan complicaciones. No obstante, si no se tratan pueden derivar en afecciones más graves como la infección renal.



[ad_2]

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here