El culebrón de Alexis Sánchez va para largo. Tanto su renovación como la de Mesut Özil están en el aire desde hace unos meses. El chileno termina contrato el próximo verano y el Arsenal desea retener a sus estrellas, si bien le va a ser bastante difícil persuadirle a él y al alemán, puesto que sus demandas económicas superan sus esperanzas.

Arsene Wenger termina de fichar a Alexandre Lacazette para su punta de ataque con la pretensión de crear una plantilla atrayente y competitiva que sirva para persuadir a sus 2 cracks de que deben proseguir jugando en la ciudad de Londres. Mas el fichaje tiene 2 caras. El gasto de 53 millones de euros ha hecho que Alexis Sánchez solicite un sueldo considerablemente mayor del que le habían ofrecido, viendo que en el club inglés pueden permitírselo.

Venciendo Tu Ansiedad - Programa completo para superar la ansiedad y los ataques de pánico.

Tenía una oferta de 275.000 libras semanales encima de la mesa, mas el atacante solicitaría, conforme Mirror, 400.000 libras, lo que significa un sueldo anual de 32,75 millones de euros. Si Özil hiciese lo mismo, la estructura salarial del equipo volaría por los aires, con lo que cuesta opinar que el Arsenal va a acceder a las demandas del futbolista.

Aún queda mucho verano y Alexis puede proseguir presionando, puesto que cuenta con el interés de múltiples clubes, como la Juventus, el Manchester City o bien el PSG, mas singularmente el Bayern Munich, que es el club que ha sonado con más fuerza en las últimas semanas para llevárselo.