Andrés Guardado desea quedarse en Europa y ha escogido ya el Betis como su próximo destino. El centrocampista mexicano tiene casi todo acordado ya con el club verdiblanco, que negocia con el PSV Eindhoven sobre la base de uno con cinco a dos millones de euros de traspaso. Si todo va como se piensa desde Heliópolis, el futbolista podría aun firmar como verdiblanco ya antes del final de esta semana.

Quique Setién, técnico del Betis, desea un ‘Roque Mesa’ y ese hombre es Guardado, que en sus años de madurez, que pasa en el PSV, ha cumplido la función de ancla que saca la pelota desde atrás jugada. A Roque, que actuó en otras situaciones hasta hace pocos años, lo terminó de reconvertir Setién en Las Palmas al puesto en el que ha señalado como un futbolista que vale muchos millones de euros, y desde el Betis se cree que el hombre ideal para hacer esa función en Heliópolis es Guardado.

El azteca, de treinta años, tiene una campaña más de contrato en Holanda y termina de acabar su participación en la Copa Conferederaciones. Hace algunos días fue relacionado con el Atlético de la capital de España y tiene ofertas de la MLS de Norteamérica, mas prefiere Europa y el Betis le cautiva.

Guardado empezó en Atlas de México y tras Deportivo y Valencia jugó media campaña a préstamo en el Leverkusen alemán ya antes de trasladarse al PSV. Con México ha disputado los 3 últimos Mundiales, las 2 últimas Copas Confederaciones y 3 Copas de Oro de la Concacaf, ganando las de 2011 y 2015.