0 derrotas padeció Alemania en su camino al trono. Los germanos disputaron 5 partidos en la celebración de Rusia dos mil diecisiete reportando 4 triunfos y un empate, el 1-1 con Chile en la etapa de conjuntos. Lo malo es que su victoria más extensa la cosechó ante México (cuatro-1), puesto que hasta Australia (tres-dos) y Camerún (tres-1) opusieron más resistencia.

0 puntos reportó N. Zelanda, que perdió sus 3 juegos y ratificó ser el partícipe con peores números amontonados en la historia de la Confederaciones, puesto que en doce juegos que lleva en sus 4 apariciones en el campeonato registró un empate y once derrotas. Cuando menos en frente de México pudo marcar un gol, apenas el tercero que anota en su historia en la Confederaciones.

1 empate sin goles se registró en los dieciseis juegos de la Confederaciones 2017; ese duelo fue el Portugal-Chile de las Semifinales, en el que se debieron ejecutar penaltis a fin de que “La Roja” accediese a la Gran Final.

2 goles y un nivel reservado es el resumen de la participación de Cristiano Ronaldo en el campeonato. Le marcó un gol a Rusia y otro, de penalti, a N. Zelanda. Estuvo presente en 4 juegos en el campeonato y estuvo lejísimos de ser la estrella del certamen.

3 entrenadores que ganaron el Mundial de Futbol asimismo consiguieron imponerse en una Copa Confederaciones. El alemán Joachim Low es el primer europeo que lo logra, tras los brasileiros Carlos Alberto Parreira y Luis Felipe Scolari.

3 goles y dos asistencias le bastaron a Timo Werner para quedarse con el Botín de oro como máximo goleador. En lo que se refiere a anotaciones el atacante el RB Leipzig compartió la cima con sus compañeros León Goretzka y Lars Stindl, quienes asimismo marcaron 3 veces.

4 expulsiones se registraron en el certamen; el ruso Yuri Zhirkov contra México y el camerunés Ernest Olivier Maboula ante Alemania, vieron la cartulina roja en la etapa de conjuntos y en el juego por el tercer sitio lo hicieron el portugués Nelson Semedo y el mexicano Raúl Alonso Jiménez.

4 de las diez ediciones de la Copa Confederaciones han sido conquistadas por representantes del futbol europeos; lo consiguió Dinamarca en mil novecientos noventa y cinco, Francia en dos mil uno y dos mil tres y ahora Alemania en dos mil diecisiete.

5 penaltis se sancionaron el Rusia 2017 y 4 de ellos se transformaron en gol, merced al acierto de Cristiano Ronaldo (Portugal), Adrien Silva (Portugal), Julian Draxler (Alemania) y Mark Milligan (Australia). El único portero que lo evitó fue Guillermo Ochoa (México) ante Portugal en el juego por el tercer sitio, en el que detuvo el disparo de Andre Silva. No se incluye en esta relación la serie de penaltis entre Chile y Portugal.

6 penaltis ejecutó Portugal en la Confederaciones, 3 en la serie de desempate ante Chile y 3 en tiempo de juego; solo pudo transformar en gol 2 de ellos.

10 diferentes técnicos se han titulado en la historia de la Copa Rey Fahd/Confederaciones y todos lo han hecho al cargo de las escojas de sus países natales. Dicho de otra manera ningún técnico extranjero pudo ser vencedor. Aun México ganó su campeonato en mil novecientos noventa y nueve con un estratega mexicano: Manuel Lapuente.

10 goles recibió la defensa de México, la más castigada del certamen. El TRI, a pesar de grandes intervenciones de Guillermo Ochoa y Alfredo Talavera, aceptó un promedio de 2 tantos por cita y no fue capaz de dejar en cero a ningún contrincante. Y afirman que los equipos se arman de atrás cara adelante, obvio no con el inigualable Osorio.

43 goles se marcaron en los dieciseis juegos de Rusia 2017; lo que dio una media de dos.68 tantos por cita. Es la cantidad más baja en una Confederaciones desde la edición de Francia dos mil tres en la que se registraron treinta y siete anotaciones y una media de solo dos.3 anotaciones por encuentro.

38.069 espectadores fue la media de asistencia en los partidos de esta Copa Confederaciones, cifra que quedó bajo los cincuenta mil doscientos noventa y uno que se promediaron en Brasil dos mil trece. De todas formas, la cantidad es muy semejante a la registrada en las ediciones de dos mil nueve en Suráfrica (treinta y seis mil quinientos cincuenta y seis) y de dos mil cinco en Alemania (treinta y siete mil seiscientos noventa y cuatro).

57.298 espectadores se reunieron en la ciudad de San Petersburgo para la Final entre alemanes y chilenos; fue el juego con más gente en las tribunas.