Claudio Bravo aceptó la responsabilidad, como capitán, de dar la conversación motivador a sus compañeros ya antes de iniciar la tanda de penaltis. El portero del Manchester City expresó con energía múltiples oraciones de apoyo y confianza:

“Apoyamos al compañero, ocurra lo que ocurra nos marchamos con la cabeza en alto. Peleamos, padecemos, combatimos…pero todos juntos”. Tras el partido, comentó dicha charla: “Les afirmé que confiasen en lo que hacen frecuentemente. Tienen experiencia en esta clase de situaciones y asimismo tenía confianza en lo mío”.

Arturo Vidal, que anotó uno de los lanzamientos, comentó tras el partido la seguridad con la que veía a Bravo ya antes de la tanda de penaltis: “Me afirmó que iba a parar 2 o bien 3. Es de los mejores del planeta”. El portero fue designado MVP del partido y su selección espera contrincante en la final del próximo domingo, que va a salir del duelo entre Alemania y México.