Leo Messi deseó salir al paso y desmentir la polémica surgida en las redes sociales una vez que un empleado de un local en Ibiza publicara una factura asegurando que el delantero argentino del Barna se había gastado más de 37.300 euros en comida y bebidas.

Entre los diferentes productos que figuraban en la extensa cuenta resaltaban 27 pizzas y 41 botellas de Dom Pérignon, algo que no cuadraba desde un comienzo con la gente que aparecía en las fotografías publicadas en el Instagram de Luis Suárez, quien aparece en las fotografías al lado de ‘La Pulga’ y Cesc Fábregas entre otros muchos.

El propio Messi desmintió la información de Juez Central comentando la publicación que, más tarde, fue eliminada de su perfil. También la cuenta solicitó excusas aceptando que “falló la fuente” que le dio los datos. El argentino escribió “jajajajaja qué forma de charlar al pedo. De qué forma idean, lo más bonito es que la gente se lo cree”.