Mino Raiola convocó a cinco medios italianos para comentar la situación de Gigio Donnarumma tras el ‘no’ a la renovación con el Milán. El agente italiano deseó aclarar por qué su representado no renovó su contrato con la entidad rossonera (acaba en 2018) y habló del interés de equipos como el Madrid o bien la Juventus.

No renovación del contrato: “Decidimos no renovar pues había una situación demasiado hostil y violenta que se había creado y no se podía salir de allí. Amenazaron a Gigio y también a su familia: amenazas de no jugar, de muerte (parte de la afición), pancartas que el club jamás hizo sacar y una actitud pasiva cara el chico. Jamás fue una cuestión económica, si dos partes quieren una solución la solución se encuentra. Ellos tenían un presupuesto de club top y Gigio es un jugador top, habría encontrado la manera para satisfacer a todos, mas nunca llegamos a charlar de esto”.

Donnarumma: “Creo que un jugador top no se administra de este modo. Ya le había dicho al club que nunca hubiese dejado ir al muchacho como agente libre, mas no lo comprendieron. Igual fallé yo, no fui capaz de convencerlos. Todo se administró muy mal”.

Interés del Madrid o Juventus: “¿Ofertas de otros equipos? Los de que se habla están buscándole desde que tenía 14 años, con lo que si quería irse podía hacerlo ya antes. No tenemos acuerdo con ningún equipo. El problema no es económico, es una cuestión de forma: no podíamos admitir algunas amenazas, ciertas tensiones, el agobio psicológico, la pasividad del club ante Gigio”.

Dardo al Milán: “Hablo del Milán, si Mirabelli ha sido el que gestionó el asunto se tomará sus responsabilidades. ¿Si el club cambiase de actitud? No quiero charlar de esto, sería regresar a abrir el circo y no quiero. No tengo nada contra el Milán, la relación con Fassone es genial y si debemos hablar hablamos, pero ellos tomaron su decisión: se tenía que decidir el día trece y nosotros decidimos”.

Amenaza de estar un año en la grada: “El Milán tiene derecho a buscar siete porteros más, no es nuestro inconveniente. ¿Año entero sin jugar? Es un peligro esencial, pero si le juzgan por sus calidades seguro que no se queda sin jugar. Para mí, si amenazas a un jugador con dejarlo un año en las gradas esto se llama mobbing”.

Oferta económica: “El único inconveniente que no había era el dinero, porque jamás llegamos a hablar de esto, no había la tranquilidad para hacerlo”.

Cláusula de rescisión: “No llegamos a este punto, si llegas a hablar de cláusula estás al 90 por ciento de la negociación. Vimos ciertas actitudes mediante los medios que no nos gustaron y todo se rompió”.

Jugar en el Madrid: “¿Si Donnarumma está ya listo para el Madrid? Nació listo…”