Cristiano Ronaldo se sostiene en el ojo del huracán tras el partido en el que Portugal empató a 2 goles con México en su debut en la Copa Confederaciones. Aunque el jugador del Real Madrid se adjudicó el nombramiento como Jugador Más Valioso del partido, al instante de saltar al campo para jugar el segundo tiempo se vio envuelto en un momento controvertido.

Las imágenes de TV emitidas en gol captaron a CR7 al instante de regresar al campo; a continuación, se aproximó a Pepe a quien soltó la próxima frase: “¡Eh, son muy malos; son malísimos!”.

La duda sobre la oración de Cristiano Ronaldo queda en el aire, puesto que no se sabe el destinatario: Podría haber sido apuntada cara los árbitros, después de que en el primer tiempo el VAR le anuló un gol a Portugal por fuera de sitio del propio Pepe; o bien al contrincante, la Selección Mexicana. La duda está en el aire.