Una de las grandes preocupaciones del cuerpo técnico de Atlético Nacional es saber si va a poder contar con Daniel Bocanegra y Rodin Quiñones para el duelo terminante de la Liga I contra Deportivo Cali, que se disputará en el estadio Atanasio Girardot el último día de la semana.

Reinaldo Rueda y sus cooperadores, como los dos futbolistas, están a la espera de la determinación del departamento médico del club antioqueño, que avanza contrarreloj a fin de que tanto el lateral como el extremo sean inicialistas en el cotejo de las 7:00 p.m.

“Daniel presentó una contusión y esguince del tobillo derecho. Hay un dolor que persiste, mas ya se desinflamó y recobró la fuerza. Hace trabajos con el rehabilitador, particularmente en la zona del dolor, ya antes de darle el alta”, aseveró Nelson Rodríguez.

El galeno fue cauteloso y al unísono optimista, puesto que la corporación cuenta con profesiones en las áreas de kinesiología, fisioterapia y masoterapia que están enfocados en que la totalidad de la plantilla llegue en perfectas condiciones al encuentro de la final del campeonato local.

“Las posibilidades de que Daniel juegue son altísimas. En lo que se refiere a Rodin, tuvo un golpe realmente fuerte a nivel de la pared abdominal izquierda. Estamos contentísimos con los resultados, mas proseguimos trabajando en las horas que nos faltan”, añadió Rodríguez.

Finalmente, se refirió a la situación de Felipe Aguilar: el zaguero fue operado en el mes de abril por un inconveniente en un tobillo y arrancó los ejercicios de campo. “Va realmente bien, está acabando la semana diez de las trece o bien catorce que se proyectaron”, concluyó.