Documentos reservados de la Agencia Brasileira de Control de Dopaje (ABCD), bajo el mando de Ministerio del Deporte del país, citan el nombre del exinternacional de la canarinha Roberto Carlos y afirman que un total de 7 futbolistas de la selección brasileira habrían sido tratados con substancias prohibidas por los códigos internacionales de control de dopaje, notifica el diario brasileiro Estado de São Paulo.

La investigación de la ABCD y del Ministerio del Deporte brasileiro es del dos mil quince y tiene más de doscientos cincuenta páginas con demandas y también informaciones silenciosas que fueron repasadas para la Fiscalía de São Paulo.

Los datos destapados este domingo por el Estadão corroboran con la demanda publicada por la TV alemana ARD el sábado que implica a Roberto Carlos y otros futbolistas brasileiros en una trama de dopaje en el deporte de élite brasileiro.

Exactamente el mismo medio fue el responsable por denunciar el escándalo del deporte ruso y que acabó con la resolución del COI de excluir al atletismo de Rusia de los Olimpiadas de Río en dos mil dieciseis.

La AMA confirma la investigación

La Agencia Mundial Antidopaje (AMA) ha confirmado que está estudiando las demandas.

“Podemos confirmar que las demandas de la ARD son una parte de una investigación en curso y al cargo del departamento de inteligencia de la WADA”, aseveró la agencia en comunicado oficial.

La ABCD entrevistó a múltiples atletas brasileiros que dieron positivo en algún instante y que decidieron cooperar con las autoridades hace un par de años. Todos citan al médico Julio Cesar Alves como el líder de la red de distribución de productos ilegales y asevera que el profesional trabajaba asimismo con futbolistas de élite.

El doctor Julio Cesar Alves es el centro de la demanda de la ARD.

Presentándose como una agencia de representación de futbolistas en busca de anabolizantes, el equipo de documental alemán logró llegar hasta el médico que desveló, sin saber que era grabado por un videocámara oculta, que trataba a múltiples jugadores, entre ellos el exlateral izquierdo de la Canarinha.

“Roberto Carlos entró la primera vez en mi consulta con quince años”, cuenta el médico.

Los cronistas hallaron asimismo el nombre del futbolista en una investigación sobre dopaje de la Fiscalía brasileira del dos mil dos, que incomprensiblemente fue descuidada.

Buscado por el equipo de documental, el Fiscal primero afirmó que ignoraba la investigación. Una vez que los cronistas le enseñaran los documentos con el sello de la Fiscalía, el juez aseveró que “no se acordaba del caso” y no supo explicar por el hecho de que la investigación jamás fue concluida.

Buscado por la ARD, el jugador se negó a comentar las demandas, si bien exactamente el mismo sábado, tras la publicación del documental, el exjugador negó con “apasionadamente” las acusaciones y aseveró que va a ir demandar a la T.V. alemana.

La atleta Eliane Pereira, que dio positivo en 2011, asevera al medio que fue paciente de Alves y que se cruzó múltiples veces con “un gran ídolo” d la selección canarinha.