Evidentemente, el duelo Kevin Durant-LeBron James marca las Finales dos mil diecisiete de la NBA. El alero llegó a los Warriors para ser vencedor y está a 2 victorias de conseguirlo gracias en una gran parte a su excepcional producción, que le pone ahora como preferido unánime al MVP si por último su equipo se lleva el título y prosigue jugando al mismo nivel. Su presencia es determinante en defensa y en ataque y está absorbiendo muchas de los beneficios que LeBron James acostumbra a producir por sí solo para sus Cavaliers.

Conque cuando la segunda Final entre los dos (tras el cuatro-1 de los Heat frente a los Thunder en dos mil doce) se traslada de California a Ohio, el cronista Chris Haynes (ESPN) confirma que no es una historia legendaria urbana el rumor de que LeBron y KD grabaron juntos una canción de hip-hop. Fue hace 6 años, ya antes aun de esas primeras Finales, y nunca vio la luz ni probablemente vaya a hacerlo jamás.

A lo largo del lockout de dos mil once, los dos jugadores se reunieron en Akron, la localidad natal de un LeBron que ya se había ido a los Heat. De la sesión musical que brotó allá, entre adiestramientos, no se conocen apenas detalles, solo que la base instrumental debió correr al cargo de Durant, que hace sus pinitos con la producción en sus ratos libres.