No pudo eludir la supresión de México del Mundial Sub-20, mas mucho hizo por hacerle llegar hasta cuartos. Sin ningún género de dudas, Abraham Romero es la revelación de las porterías del campeonato en Corea del Sur. Y tras su actuación estelar, se le abren las puertas del futuro de la absoluta del Tri.

Mas Abraham Romero es diferente al resto de los compañeros aztecas que viajaron hasta tierras asiáticas. Se siente estadounidense, nació en Pasadena, California, y hasta vistió la camiseta de las barras y las estrellas hasta los “quince años y medio”. ¿Mas por qué razón cambió de bando?

Abraham Romero lo tiene claro, como lo contó para Mediotiempo en 2015: “No me agradó estar con ellos pues me sentía apartadísimo, me sentía como el extraño. Me juzgaban los compañeros por tener hábitos más latinos, más mexicanos. Me agrada la música ranchera, mucho, como Vicente Fernández, Antonio Aguilar… y me criticaban por escucharla. Llegué al Tri y me sentí como en casa”.

Mientras que en U.S.A. llegan grandes talentos como Josh Sargent (diecisiete años) o bien Christian Pulisic (18)… La próxima generación de la portería que va a dejar vacía Tim Howard (treinta y siete años) no tiene heredero.

¿Posiblemente la intolerancia de los excompañeros de Romero le haya privado a Team USA del arquero del futuro? Sí, y de acabar siendo de este modo, al USMNT le va a tocar atravesar una etapa de reflexión. Especialmente si el arquero de diecinueve años del Pachuca alcanza el estrellato total.