La imagen ya es tradicional ya antes de iniciarse el adiestramiento anterior a los partidos de Champions del Real Madrid. La plantilla forma una circunferencia, con los brazos cruzados y escucha la conversación de Zidane. Este viernes no podía ser menos. El sábado, los madridistas disputan la final de la Copa de Europa frente a la Juventus. La Duodécima en juego. Eran las 20:30 horas y Zidane tomó la palabra. beIN Sports captó una parte de esa arenga que dio Zizou a los suyos ya antes del entrenamiento: “Para mí lo que habéis hecho para llegar hasta acá es lo más esencial. La final no es lo más esencial. Nosotros tenemos una motivación tremenda y mañana vamos a tenerla. Lo más esencial era llegar hasta acá y lo habéis logrado”.

Tras la conversación, el conjunto rompió en un aplauso cerrado, Marcelo se aproximó a bromear con Zidane y dio inicio al adiestramiento. Una sesión suave en la que resaltó la ausencia de Coentrao. El portugués, que arrastra unos inconvenientes físicos desde el pasado miércoles, fue la única ausencia. El adiestramiento empezó con un rondo que duró media hora y en el que los jugadores dejaron entrever el buen entorno que se vive en el equipo blanco en las horas anteriores a la final de la Champions. Más tarde, Zidane programó unas progresiones y un partidillo a medio campo, en el que mezcló titulares y suplentes. Pese a lo relajado de la sesión, en algún instante del partido Zidane solicitó más intensidad a sus hombres. Bale marcó un golazo merced a un potente disparo que batió a Casilla.

La sesión fue seguida con detalle por leyendas del madridismo (Figo, Salgado, Raúl, Roberto Carlos, Karembeu, Mijatovic y Seedorf) y por el expresidente Lorenzo Sanz.