El inglés Kell Brook (treinta y seis-dos, veinticinco KO’s), quién fue depuesto de su título welter FIB por Errol Spence Jr. (veintidos-0, dieciocho KO’s), físicamente no salió bien librado. Conforme múltiples medios britanicos, su ojo izquierdo padeció una fractura en el hueso orbital. Esa es exactamente la misma situación que padeció en su ojo derecho en frente de su combate en frente de Gennady Golovkin.

Con este panorama de haber sufrido lesiones en los dos ojos en 2 fuertes combates de forma sucesiva se debe meditar con seriedad si sería adecuado continuar activo. Conforme Brook, piensa moverse para la división superwelter, puesto que en la segunda mitad sintió los efectos del rigor de hacer el peso de la división welter.

Su físico claramente se acomodaría realmente bien en la división superwelter, el detalle es que con esas lesiones estaría expuesto a percibir golpes de contrincantes pero grandes y pero fuerte. La insensatez de ir a disputar el título mediano a Golovkin le sale costosa. El subir y después bajar para enfrentar a un super peligroso Spence Jr. supuestamente ha sido el jaque mate de su carrera.

Los entusiastas charlan de la bravura de Brook al enfrentar a Golovkin y bajar a enfrentar inmediatamente a Spence Jr., mas eso ha puesto en desequilibrio su carrera en el boxeo. Solo recordemos a Francisco “Bandido” Vargas, quién tuvo 3 guerras sucesivas que le va a costar unas largas vacaciones. Lo de Brook es más serio, y es mejor que estudien bien la situación para de esta forma eludir una desgracia en este tremendo guerrero.

Y estimado lector, ¿que camino aconsejaría al equipo de Brook?