Mascherano dio el susto de la noche en el Vicente Calderón. El defensa argentino, tras un choque de cabezas con Marcos Llorente acabó en el suelo con una brecha en la cabeza y debió ser atendido por los médicos. A pesar de que lo que más impresión dio fue ese golpe, el auténtico motivo por el que Mascherano fue reemplazado fue por una lesión de rodilla. Ahora, tras las pruebas médicas efectuadas por el FC Barna se le han estimado 6 semanas de baja. El futbolista va a deber aprovechar sus vacaciones para recobrarse.

Conforme el comunicado oficial que el FC Barna ha colgado en su web, Mascherano padece una lesión capsular posteroexterna en la rodilla derecha. El resultado ha sido lo que pronosticó Ricard Pruna en su diagnóstico inicial, afortunadamente para el futbolista que se temía lo peor.

Conforme ha publicado el Mundo Deportivo, Mascherano fue a la clínica Creu Blanca a las cuatrocientos cuarenta de la mañana acompañado de Ricard Pruna y de Juanjo Brau, fisioterapeuta del club. Una vez allá efectuó todas y cada una de las pruebas pertinentes para conocer el estado de su lesión y poder hacer un diagnóstico veraz. El FC Barna ha publicado sobre las dos de la tarde el diagnóstico final en el que se confirmaban las seis semanas de baja. Mascherano va a poder estar listo para empezar la pretemporada así como el resto de la plantilla, mas se va a perder los primeros partidos del ciclo Sampaoli con Argentina.