El Manchester City no ha cumplido con los objetivos que se había marcado a principio de temporada. Quedó fuera de la Champions League en octavos frente al Mónaco y en la Premier League no ha podido pasar del tercer puesto, pese a que el club inglés fue el equipo que más dinero se gastó en el mercado de fichajes.

Tras el descalabro, Pep Guardiola debe reconstruir su equipo y ya antes de fichar nuevos jugadores para el proyecto que viene debe aligerar su plantilla. Estamos en el mes de mayo y el técnico de España ya ha empezado la limpieza, puesto que ya hay 5 futbolistas confirmados que no prosiguen.

Pablo Zabaleta se unirá pronto al West Ham United, tras 9 temporadas en el Etihad Stadium. Tanto Gaël Clichy como el meta Willy Caballero no renovarán. Exactamente el mismo caso ocurre con Jesús Navas, a quien el club le ha dado la carta de libertad un mes ya antes de tiempo a fin de que pueda negociar reposadamente su porvenir, el que podría estar en Sevilla. El último en unirse fue Bacary Sagna. El lateral derecho francés asimismo termina contrato y no va a ser renovado.

Hasta el momento van 5 jugadores de los que ya se sospechaba que podrían irse. Ahora viene la parte bastante difícil. El otro futbolista que termina contrato es Yaya Touré, con quien Guardiola no contaba a principio de temporada. No obstante, al jugador de C. de Marfil sí le ofrecerán un año más de contrato, anterior reducción salarial, si bien no no cabe duda de que vaya a admitir la propuesta.

Después van a venir los cedidos. Samir Nasri ha hecho una buena temporada en el Sevilla, mas en el equipo inglés no tiene lugar. Lo mismo ocurre con Eliaquim Mangala, que no ha señalado en especial en el Valencia. La llegada de Gabriel Jesús cerró claramente las puertas a Wilfried Bony, que solo ha podido jugar once partidos con el Stoke City. Además de esto no se descarta la llegada de otro delantero.

El tema más frágil es el de Joe Hart. Claudio Bravo no está realmente bien valorado por la afición del club ‘citizen’ y la marcha de Willy Caballero hace que solo tengan un portero. La afición ha llegado a solicitar la vuelta de Joe Hart, cedido al Torino tras ser apartado a la suplencia con el adiestrador de España al no tener un juego de pies tan seguro como el del meta chileno. Ahora podría reconsiderarse su vuelta, si bien su porvenir es dudoso.

No obstante, la mayor parte de estas bajas no van a dejar dinero en las arcas del equipo, con lo que deberían vender a algún futbolista para continuar haciendo grandes desembolsos por algún crack. Hace unos meses Fabian Delph y Vincent Kompany eran los que más papeletas tenían para salir, si bien semeja que por último el central no va a ser vendido.