Diez minutos tardó Cristiano en aparecer en Balaídos. En menos de una cuarta parte de hora, el portugués amplió su leyenda: el zurdazo con el que ponía al Madrid en ventaja le ponía a él en lo más alto del ranking de goleadores históricos de las 5 grandes ligas.

Cristiano, que va de récord en récord como quien pasa estaciones en el Metro, dejó atrás frente al Celta los trescientos sesenta y seis tantos de Jimmy Greaves, deshaciendo el empate que les igualaba hasta la fecha. Además de esto, repitió acierto en la segunda mitad y elevó su cuenta a trescientos sesenta y ocho.

Para esto, CR7 ha empleado catorce temporadas, 6 en la Premier y 8 en LaLiga, 2 menos de las que precisó Greaves. En consecuencia, el portugués mejora el promedio del inglés: trescientos sesenta y ocho tantos en cuatrocientos sesenta partidos, en frente de trescientos sesenta y seis en 530; 0,8 tantos por encuentro, contra 0,69.