El Real Madrid piensa que Gareth Bale puede llegar a tiempo para disputar la final de la Champions League en Cardiff del próximo tres de junio, pese a que aún no se ha entrenado con el equipo.

Desde el cuerpo técnico y médico del club hacen todo lo que es posible para apresurar su restauración, como recoge ‘Mirror’. El diario británico cuenta que como una parte de su programa, Bale come 6 veces al día, un régimen que a ciertos jugadores les resulta bastante difícil continuar, mas que el galés lleva realmente bien.

El once del Real Madrid está de baja por una lesión de grado II en el sóleo que padeció a lo largo del Tradicional ante el F.C. Barcelona, cuando debió ser reemplazado en el minuto treinta y nueve del encuentro.

La semana pasada, el propio futbolista subió una fotografía en la piscina, efectuando otra de las labores de restauración que le han encomendado en el club a fin de que pueda estar a tiempo en su urbe natal en la final europea, meta a la que desea llegar cueste cuanto cueste. Asimismo ha estado usando una máscara de mejora de desempeño y se sumó a los festejos tras suprimir al Atlético de Madrid en las semifinales: “Cardiff, allí vamos“. Una muestra más de que trabaja duro y que tiene confianza en que va a estar listo pronto.

Zinedine Zidane, por su lado, afirmó que Bale hace progresos, mas que aún es bastante difícil pronosticar en qué momento va a estar de vuelta: “Ha entrenado en las instalaciones cubiertas, mas día tras día se halla mejor. Vamos a ver de qué forma va, mas todavía no ha vuelto al conjunto y no puedo decirte cuando retornará. Espero que esté de vuelta pronto“.

Bale afirmó hace algunos días que volverá “en su mejor manera física”, mas a lo largo de las últimas semanas Isco ha hecho olvidar al jugador de Gales y Zidane deberá tomar una bastante difícil resolución en el momento de elegir entre uno de los 2.