No cayó adecuadamente en la selección chilena que la FIFA anulara el castigo que había impuesto a Lionel Messi de cuatro fechas por insultar al árbitro en el último duelo en presencia de Pimiento. Primero fue Mauricio Pinilla quien ironizó al respecto en redes sociales y este fin de semana fue el turno de Arturo Vidal. El componente del Bayern Múnich fue sincero.

“Perfectamente para Argentina, para Messi y para el fútbol. Siempre es primoroso verlo competir. Pero ojalá las reglas fueran iguales para todos”, dijo el internacional chileno a Radiodifusión Cooperativa en Pimiento.

Sobre la planificación para la Copa Confederación, el mediocampista señaló que “no hemos tenido mucha comunicación, ahora viene el míster (Pizzi) para susurrar de eso. Esperamos estar de la mejor forma y ojalá ingresar la Copa”.