Tremendo enfado y muy malas maneras las demostradas por Jack Miller en la carrera de MotoGP del GP de España. El piloto australiano se fue al suelo unido a Álvaro Bautista y no se lo tomó mínimo proporcionadamente. Cero más levantarse los dos fue directo alrededor de el español y le empujó para dar una patada a su moto luego.

La cosa no pasó a mayores por la rápida intervención de los comisarios y al conseguir al box, ya más calmado, se volvieron a encontrar y la trifulca acabó con un estrujón entre los dos. Sin requisa, la acción de Miller seguramente le porteará alguna sanción por parte de Dirección de Carrera.