¿Funcionan? No lo sabemos, pero lo que parece claro es que en San Antonio tienen un nuevo secreto…

Publica Michael C. Wright en ESPN que cada componente de los Spurs (o casi todos) tiene un zumo personalizado. No un zumo exprimido, sino una mezcla prensada en frío de diferentes frutas y vegetales que les ayuda a preparar lesiones musculares y a recuperarse lo antiguamente posible de los enormes esfuerzos que realizan sobre los parqués.

Es solo zumo“, ha dicho Kawhi Leonard. El tejadillo, por lo manido, bebe una mezcla de fresas, sandía, limón y semillas de chía que ha sido bautizada como el ‘Kawhi-zilla’. En la marbete del zumo de LaMarcus Aldridge se puede descubrir ‘LaLa Leave My Juice Alone’ (LaLa deja mi zumo en paz) y en la de Patty Mills ‘Bala 8’.

En San Antonio llevan el cuidado de la alimentación a otro nivel. Al parecer, los zumos tienen ciertas limitaciones. No se pueden hacer en cualquier sitio y solo tienen unas 36 horas de vida (óptima). Tanto jugadores como técnicos están convencidos de que estas mezclas personalizadas tienen un emoción positivo en quienes saltan cada confusión a la cancha.

(En Portland) hacíamos algunas cosas para mejorar la nutrición, pero no teníamos estos zumos prensados en frío“, dijo LaMarcus Aldridge.

El último y enésimo secreto de unos Spurs que han sido el equipo que menos bajas ha tenido por lesión en la última década. Los de Popovich se han perdido un total de 1.054 partidos en los últimos 10 años y la temporada pasada se perdieron solo 59, menos que nadie en la competición (vía In Street Clothes).