Jorge Lorenzo descorchó por primera vez el champán vestido de Ducati en Jerez y tenía claro el mensaje que iba a difundir a todos aquellos que han dudado, dudan y dudarán de que tenga una estancia ganadora con la casa de Borgo Panigale. “En este deporte se puede musitar y tener respeto. Dedico este podio a todos que han hablado más de la cuenta”, dijo a los micrófonos de ‘Movistar MotoGP’ tras finalizar la ceremonia del podio.

El español fue de menos a más en la primera prueba española de la temporada. Salió incluso perdiendo una plaza pero su progresión, con una GP17 con la que se encuentra cada vez mejor, le permitió percibir posiciones hasta situarse en la tercera y finalizar con una cómoda superioridad con respecto a Zarco: “La adaptación a la moto está siendo muy buena, cada vez piloto más como en Yamaha. Los ingenieros saben como mejorar los defectos”.