El componente de los Warriors, que cuajó un infrecuente avenencia, tuvo encontronazos con los rivales y hasta con la mascota del pabellón.