Angelique Kerber ha cedido muy buenas sensaciones este domingo en su estreno en el Mutua Madrid Open. La alemana pasó por encima de Timea Babos (6-4 y 6-2 en 80 minutos) y con su triunfo recupera virtualmente en núexclusivo uno del mundo. El lunes día 15 saldrá como líder del ránking por delante de la encinta Serena Williams, abastraído por su estado en el torneo madrileño. Es la primera vez desde 2013 que Kerber pasa de la primera ronda en el Mutua. “Espero que mi suerte cambie este año”, dijo la teutona tras el partido refiriéndose a su mala destello en Madrid. “Estoy muy contenta con mi colección”, continúo.

Sharapova gusta en su estreno

Había expectación por ver a Maria Sharapova en Madrid y la rusa no defraudó. Tenía un cruce difícil contra la renacida Mirjana Lucic-Baroni y lo pasó con remontada y con buena nota. La rusa, que fue correctamente recibida (solo hubo algún tímido silbido), tardó en aclimatarse a la pista Manolo Santana y a la altura y perdió el primer set por 6-4. Pero después se rehízo, fue encontrando su colección y le devolvió el resultado a la croata de 35 años. Y en la tercera manga, sencillamente pasó por encima de su rival: 6-0. En segunda ronda le calma otra mediática tenista, Eugenie Bouchard. Será un partido interesante en todos los ámbitos, porque Bouchard llamó tramposa a Sharapova la semana pasada. “No creo que esté correctamente esta situación. Es una tramposa y no creo que a una tramposa en cualquier deporte se le deba permitir competir de nuevo”. El morbo está servido.


En otros partidos de la caminata del cuadro afeminado, relativa sorpresa la eliminación de la campeona olímpica Mónica Puig a manos de la estadounidense Laura Davis, que tiene mejor ránking (35ª) que la puertorriqueña (42ª), por 6-3, 4-6 y 7-6 (3), en un partido que duró dos horas y 48 minutos. Kristina Mladenovic, vanguardia de serie núexclusivo 14, lo pasó mal delante Ana Konjuh, hasta que la croata se lesionó ayer del tercer set, después de sobrevenir vacada el primero por 7-5 y perdido el segundo por 3-6. Svetlana Kuznetsova, una de las especialistas en tierra y por lo tanto favorita para el título en Madrid, se deshizo con comodidad de la kazaja Yaroslava Shvedova por 6-4 y 6-3.