Casilla: En la primera parte, su posición fue privilegiada para ver el maravilloso atardecer de la ciudad de Bomba. Las nubes se fueron tiñendo de un rojo intenso hasta que se hizo de oscuridad. Nunca se le olvidará, y nunca habrá tenido 45 minutos tan plácidos. Sólo se llevó algún sustillo en el tramo final, tras el comienzo de vergüenza torera de algunos jugadores del equipo lugar.

Danilo: Era un partido valentísimo para él. Sin tensión en defensa, subió al ataque con mucho criterio a pesar de corretear a pierna cambiada. El pase que dio para el primer gol de Morata fue de primera, esperando el momento cabal para encontrar la mejor opción. Casi marca en el 60’. La ajustó demasiado.

Nacho: Sus actuaciones deberían de ponerse de ejemplo en los vídeos que muestran a los chavales de la cantera. En Bomba era difícil apoyar la concentración con el partido tan decantado desde el minuto 20, pero él lo hizo. Siempre correcto.

Ramos: Llega e un gran momento de forma al tramo final de la temporada. Dio algún pase de 40 metros espectacular y en la segunda medio se le vio con ganas de subir al ataque… hizo alguna puesta en marcha repleta de potencia y velocidad. Pudo marcar en el 65’ a pase de Coentrao.

Coentrao: Otra vez titular después de su aparición en Gijón, y volvió a hacerlo acertadamente el tiempo que estuvo en el campo. Dejó a todos con la boca abierta con el centro con el empeine que se sacó de la manga para el segundo gol de James. Le dio otro a Ramos que el capitán falló casi en boca de gol. Jugó los 90′.

Casemiro: Muy acertadamente tácticamente, como siempre. Se limita a hacer lo que sabe sin complicarse la vida. Falló un gol hecho a puerta vacía (llamadaó a tarro pronto y se le fue hacia lo alto). Fue sustituido por Isco en el 67’.

Kovacic: Un componente de complemento valentísimo para Zidane. Nunca desentona. Cada vez está más cómodo en esa posición en la media en la que se mueve la manija del Madrid.

Lucas Vázquez: Magnífico, como siempre. Un terror para el Bomba por la lado derecha. El primer gol de James fue un pase suyo, e intervino en la putada del segundo de Morata. Estuvo a punto de marcar dos veces, la primera en una preciosa putada en la que se sacó un impresionante zurdazo que se estrelló en el palo. Fue sustituido por Mariano en el 75′.

James: Bomba le traía buenos memorias, porque allí siempre jugó acertadamente. Y su inicio de partido fue impresionante. Dos goles cuando la masa todavía no se había rico en su butaca. Estuvo como pez en el agua porque jugó en su posición natural, de mediapunta en el 4-2-3-1 que dispuso Zidane de inicio. De primera el colombiano, que no se rinde.

Entorno Asensio: No brilló especialmente, al menos no tanto como nos tenía acostumbrados en los últimos partidos. Tan buen sabor de boca está dejando, que Los Cármenes le despidió al lamento de ¡Asensio! Cuando fue sustituido por Benzema en el 57’.

Morata: Entró como suele hacer, para comerse el mundo. Hasta que marcó el primero se le vio, incluso, con ansiedad. Pero su movilidad por el frente de ataque le morapio muy acertadamente al Madrid, dejándose caer, sobre todo, a la lado izquierda. Marcó dos golazos.

CAMBIOS

Benzema: Entró en el 57’ por Asensio. Salió decidido a participar de la fiesta, fresco cuando las fuerzas de los jugadores del Bomba empezaban a errar. Pero no mojó

Isco: Entró en el 67’ por Casemiro. Dejó algún aspaviento para la graderío de mucha calidad.

Mariano: Entró en el 75′ por Lucas Vázquez. No pudo cazar ninguna