El escalador nepalí Min Bahadur Sherchan falleció a los 86 años en el campo cojín del Everest mientras trataba de convertirse en la persona de más existencia en ascender a la cima del mundo, un título que ya había ostentado entre 2008 y 2013, informaron hoy a Efe diversas fuentes.

Sherchan, un marcial retirado, pereció ayer viernes por la tarde en el interior de su tienda de campaña, anclada en el campo cojín (5.365 metros), donde había llegado como parte de un montón de cinco alpinistas, indicó por teléfono desde la montaña más adhesión del mundo el enviado del Unidad de Turismo nepalí Gyanendra Shrestha.

“Murió sobre las 17.14 (11.29 GMT), hay en marcha una investigación para esclarecer la causa de la homicidio. Los doctores sospechan un ataque al corazón”, detalló la fuente.
Shiva Thapa, director de la compañía expedicionaria contratada por el montón, Summit Nepal Treking, confirmó el óbito del escalador.

En 2008, Sherchan, entonces con 77 años, se convirtió en el escalador de más existencia en coronar el Everest, una hazaña que fue superada en 2013 por el japonés Yuichiro Miura, que tenía 80 años cuando hizo cima. El escalador nepalí se encontraba en la montaña más adhesión del mundo para reconquistar el récord.

El incidente se produjo casi nada una semana después de que falleciese en el Everest el suizo Ueli Steck, apodado como “la máquinina suiza” y uno de los escaladores más importantes del mundo, que cayó por una pendientecerca del campo 2.

Al menos 365 alpinistas han recibido la autorización del Gobierno nepalí para prosperar el Everest esta temporada, una guarismo récord que llega después de años de crisis en el sector, tras la cancelación de los ascensos en 2015 por el terremoto en Nepal o la avalancha que en 2014 mató a 16 montañeros.