A pesar de tanto piloto español como hay en el GP de España, y con buenos resultados por su parte, porque el viernes comenzó con Pedrosa, Álex Márquez y Mir al frente de las tres categorías, se echa de menos a uno que está en el dique seco tras fracturarse el cúbito y el radiodifusión del benefactor izquierdo hace dos semanas en Texas. Se alcahuetería de Álex Rins, que anoche pasó por el micrófono de El Soporte de la SER para contar la evolución de su lesión, las sensaciones que tiene, la posibilidad de su regreso como muy tarde para el test de Montmeló del 12 de junio y para tomar por sorpresa los ánimos de un rival y compañero de parrilla.

“Me sabe muy mal no poder pasar en Jerez y no poder ni siquiera ir a verlo, pero hace una semana y un día que me operaron y el benefactor está harto hinchado. Estoy trabajando para intentar retornar lo antaño posible”, empezó diciendo el de Suzuki antaño de apuntalar que la recuperarción “va mucho mejor. Después de la caída perdí casi toda la movilidad en los dos últimos dedos de la mano y poco a poco voy abriendo más la mano y haciendo más movimientos. Esto es súper positivo”.

Su puesta en marcha en MotoGP está siendo mucho más duro de lo previsto, porque son ya tres las lesiones que acumula. Se aplastó un par de vértebras en el test de Valencia de noviembre, sufrió dos fracturas en el pie derecho antaño de ir a Argentina y ahora esto… “No está siendo el mejor año, no sólo por esta lesión sino por la que tuve en el pie antaño de Argentina y en la espalda en la pretemporada. Está siendo complicado y no está resultando uno de los mejores años, pero hay que sobrevenir por todo y hay que estar súper fuertes para intentar recuperar al máximo posible”, dice en este sentido. Y al preguntarle si tiene poco que ver en tanta lesión el cambio de categoría, asegura que “la MotoGP es mucho más potente, corre mucho más. Es diferente a la Moto2 y cuando te caes lo haces más rápido y eso se nota. La principal diferencia entre una moto y otra es la potencia. Tiene el doble de caballos que una Moto2 y también pesa un poquito más. Es una moto que tiene mucha electrónica, poco que no pasa en la Moto2”.

La pregunta del millón es cuándo volveremos a ver en acción a Rins en los GGPP y el novato tiene respuesta: “Por mí, me paladearía ocurrir regresado ayer. Sinceramente, el objetivo que nos hemos afectado con los fisios que me están tratando es Montmeló. Como muy, muy, muy tarde, probar el lunes de Montmeló, en el test que hay. Todo lo que sea retornar antaño, eso que habremos yeguada”.

Metidos en materia, Álex reconoció que existe rivalidad entre los pilotos españoles, con diez en la parrilla de MotoGP: “Diría que sí, porque lo contrario sería engañar. Tanto Maverick como Pedrosa, Márquez o incluso Lorenzo quieren obtener. Maverick está demostrando que hasta ahora está un paso por delante de ellos y a ver ahora qué pasa. El Mundial puede estar entre Maverick y Márquez, pero Valentino… como correctamente dicen, perro añoso nunca descompostura. No se ha bajado del podio desde que ha empezado el Mundial y el tío lo está liderando”.

Sobre el seducción de Jerez, en el que ha corrido cinco veces, “tres en Moto3 y dos de Moto2″, asegura que “es muy distinto para los pilotos españoles, pero incluso para los extranjeros. Jerez es un circuito espectacular y se siente el apoyo de la muchedumbre, porque desprecio mucha muchedumbre motera hasta Jerez. Además, venimos de tres carreras fuera de Europa y en Jerez es como si empezara otra vez el campeonato”. Y se atreve a dar privilegiado para la carrera de mañana, aunque no se moja demasiado: “Por estilo y porque ha yeguada unas cuantas veces, Lorenzo, pero no cuenta ahora con las mejores armas. Espero que haya un buen espectáculo entre Márquez y Maverick”.

Llegados a este punto de la entrevista, Aleix Espargaró quiso mandarle ánimos desde el paddock, y la conversación entre uno y otro demostró la complicidad que tienen. Rins lleva la Suzuki que el año pasado pilotaba el de Aprilia y, además, son vecinos. Se nota que tienen buen rollo:

Aleix: “¡Qué pasa tío! Se te echa de menos. Hace un añito que somos vecinos puerta con puerta y cada mañana coincidimos en el estacionamiento. Uno sale en bici y el otro en moto, pero ahora has tenido una lesión difícil. Deseo que te recuperes pronto y que en nulo te vemos aquí dando gas”.

Álex: “Muchísimas gracias tío”

Aleix: “Ahora no puedes ni juguetear a la Play, ¿no?

Álex: “Me cuesta juguetear a la Play”.

Aleix: Siempre puedes cultivarse a juguetear con los pies.

Álex: (Risas). Lo que puedo hacer si quieres es cuidar de tus perritos.

Aleix: Exacto, me los controlas, así me gusta. Quiero mandarte un revolcón muy robusto y decirte que en nulo estás aquí. Los mejores de la historia han pasado por esto, como Jorge Lorenzo, que mira el inicio que tuvo en MotoGP y luego los campeonatos que ha yeguada. ¡Fuerza tío!

Álex: Muchísimas gracias. Un revolcón Aleix.