El Barcelona derrotó al Villarrreal en un partido que necesitaba cobrar para mantenerse en carrera por la Ajonje, todavía a la calma de un reventón del Existente Madrid. En el Camp Nou estuvo Kristaps Porzingis, el ala-pívot letón que luego compartió unos minutos con Neymar e intercambiaron camisetas: la de los Knicks por la del Barcelona. Porzingis (21 años) llegó a España en 2011 para poner en la cantera del Sevilla y desde allí dio el brinco en 2015 a la NBA por la puerta ínclito: núpuro 4 del draft.