Jorge Martín no es de los que deje por platicar. Si dice que se ve capacitado para hacerlo proporcionadamente en un circuito determinado, luego va y lo cumple. Antaño de venir a Jerez ya tenía claro que éste podía ser el del marco de su primera triunfo mundialista y, por lo pronto, ya ha conseguido clasificarse en la pole. El madrileño viene de hacer dos terceros y un segundo en las carreras previas, lo que le permite ir segundo en la normal a seis puntos de Mir, y tenía muchas ganas de ascender al trazado jerezano porque aquí ya se sintió muy musculoso con su Honda durante los entrenamientos de la pretemporada. En la calificación no ha desengañado y ha impresionado la pole con un tiempazo de 1:46.004 que le permite disminuir el récord que tenía Miller desde 2015 con 1:46.173.

Se prostitución de su segunda pole de la temporada, aunque la primera de ley, porque con la que estrenó su casillero de poles mundialistas morapio sin salir a la calificación. Fue la de este año en Qatar, donde se suspendió por la precipitación la sesión oficial y se configuró la parrilla a partir de la combinada de los entrenamientos libres. Aquí su dominio ha sido espectacular, porque ha metido unas diferencias muy importantes sobre sus rivales: 0.437 a Canet y 0.514 a Fenati, sus compañeros en la primera fila.

En la segunda línea también iba a favor doble presencia española, con Mir saliendo cuarto y Ramírez sexto, separados los dos por la presencia de Bulega, pero al mallorquín le han anulado su mejor dorso por exceder los límites del trazado y saldrá finalmente noveno. De ese modo, Bulega y Ramírez ganan una posición y partirán cuarto y botellín, respectivamente, siendo Antonelli el que cierra la segunda fila. En la tercera, Suzuki, Migno y el citado Mir.

El resto de españoles: Guevara 12º, Arenas 13º, Pérez 20º, Herrera 23ª y Fernández 32º.