Pau Gasol precisó trece partidos para apuntarse su primera victoria en los playoffs. Jamás pudo siquiera lograr un triunfo como líder de los Grizzlies. 3 barridos en contra que borró de un plumazo en su primera eliminatoria como jugador de los Lakers. Los Palitos de pollo de George Karl pagaron su frustración con otro cuatro-0 en el que el catalán promedió veintidos con tres puntos, nueve rebotes, cinco asistencias y dos con ocho tapones. Singularmente refulgente estuvo en su estreno como ganador en la postemporada: 36+16+8 y tres tapones para frenar las aspiraciones de un equipo en el que se hallaban Allen Iverson y Carmelo Anthony. Aquel año, dos mil ocho, consiguió el pase para la primera de sus 3 Finales sucesivas. Los Celtics le dejaron sin anillo, mas Kobe y Pau se resarcieron ganando el título en dos mil nueve frente a los Magic del Dwight Howard más dominador (esencial resultó la defensa del catalán) y en dos mil diez, con revancha incluida frente a los de la ciudad de Boston.

Desde ese momento ha disputado otros 5 playoffs más, incluyendo el de este dos mil diecisiete. En los 4 precedentes no consiguió pasar de una segunda ronda que podría ahora superar. Sobre todo tras el golpe sobre la mesa dado por los Spurs en Houston esta última madrugada y que deja a los de Popovich recobrar el beneficio de campo. Un partido en el que el catalán volvió a rendir a su mejor nivel. Además de esto, merced a sus doce tantos consiguió superar la barrera de los dos mil puntos en las eliminatorias por el anillo durante su carrera. Es el 55º jugador que lo consigue. Mas todavía más importante resulta decir que se transforma en el sexto (y único en activo) en llegar por lo menos a los dos mil puntos, trescientos asistencias y doscientos tapones en la historia de los playoffs. O bien lo que es exactamente lo mismo, pasa a ser parte de un exclusivo club al lado de 5 leyendas como Kareem Abdul-Jabbar, Julius Erving, Hakeem Olajuwon, Shaquille O’Neal y Tim Duncan. Prácticamente nada.

Un nuevo jalón más que sumar a una carrera que le transforma en el mejor jugador español de baloncesto de siempre y en toda circunstancia. No en balde, hace unas semanas se unió a Dirk Nowitzki como los únicos europeos que contabilizan veinte puntos en Temporada Regular. En Regular Season asimismo es parte integrante de otro club al lado de Kareem, Kevin Garnett y Tim Duncan: los únicos con veinte puntos, diez rebotes, tres mil quinientos asistencias y mil quinientos tapones. Ocurra lo que ocurra, Pau Gasol es eterno. Un mito del baloncesto mundial.

El club de los  2.000 puntos, 300 asistencias y 200 tapones en playoffs