LaLiga ha remitido un escrito al Comité de Competición de la Efectivo Federación Española de Fútbol (RFEF) y a la Comisión Antiviolencia en el que denuncia cánticos ofensivos en La Rosaleda en el partido Málaga-Sevilla, de la trigésima villa excursión.

Según su comunicación, ayer del enfrentamiento, mientras estaba siendo homenajeado el Unicaja de baloncesto por la consecución de la Eurocopa, “unos 400 aficionados locales, ubicados en los sectores 301, 302, 311 y 312 de la zona depreciación de Gol, división donde se sitúan las peñas locales Frente Bokeron y Malaka Hinchas, entonaron de forma coral y coordinada durante aproximadamente 7 segundos la frase “Puta Sevilla, puta Sevilla”.

Precisa que este “cántico fue silbado y abucheado a modo de desaprobación por buena parte del resto de aficionados presentes en el estadio, mientras procedían a aplaudir al equipo Unicaja de baloncesto”.

Asimismo, en el minuto 6, unos 600 seguidores locales situados en la misma zona “entonaron de forma coral y coordinada durante aproximadamente 10 segundos, ‘Puta Biris, oe””, respecto al comunidad de hinchas del conjunto hispalense; y en el 29 los mismos aficionados malaguistas “entonaron de forma coral y coordinada durante aproximadamente 10 segundos, ‘Sevillanos hijos de puta'”, cánticos que fueron acompasados por el sonido de un tambor.

Refleja que en el minuto 69 “un simpatizante saltó al contorno de encaje, siendo interceptado por el personal de seguridad, así como identificado luego. El encaje tuvo que ser detenido por el árbitro donado que tal y como se ve en la imagen el espectador interfirió en el progreso del encaje”.

En el minuto 79 los citados seguidores del Málaga “entonaron de forma coral y coordinada durante aproximadamente 10 segundos, ‘Hay que hartar el Pizjuán, con todos los Biris interiormente, es la forma más baratura de concluir con tanto repugnante, lo lo lo lo”.

“Como medida de reacción delante los cánticos, el club nave emitió hasta en dos ocasiones un mensaje por megafonía durante el transcurso del partido en el que condenaba la violencia y cualquier tipo de insulto, siendo además reproducido por los vídeomarcadores del estadio”, apunta LaLiga, que repasa todas las medias de prevención de la violencia adoptadas por el Málaga.

En cuanto al enfrentamiento de LaLiga 1/2/3 entre el Nástic y el Reus, jugado también el 1 de mayo, denuncia que en el minuto 32 unos 120 aficionados locales, ubicados en el fondo Muntanya, tras una pancarta con el letrero “Orgull Florecimiento”, “entonaron de forma coral y coordinada durante aproximadamente 8 segundos “Reus, recuerda que eres una mierda”, cántico que fue armonioso por el sonido de un tambor, pero no fue secundado por el resto del público.

Este cántico se reprodujo en los minutos 55 y 72, pero fue desaprobado por parte del resto de público mediante silbidos y abucheos.

Además, refleja que cinco minutos después de concluir el partido unos 100 aficionados locales pertenecientes al comunidad “Orgull Florecimiento” se acercaron a la zona donde se encontraban los seguidores visitantes, “para lo cual tuvieron que atravesar todo el graderío de preferente sin que nadie se lo impidiera”.

“Una vez allí y mediando entre ambas aficiones una valla metálica, lanzaron botellas de plástico con contenido líquido y sin tapón alrededor de la zona donde se encontraban los aficionados visitantes, quienes respondieron igualmente con el mismo extensión de botellas.La policía accedió al estadio procediendo a realizar un pasillo de seguridad entre ambas aficiones”, agrega el comunicado.

“Durante el incidente mencionado entre ambas aficiones tras la finalización del partido, un simpatizante nave saltó al contorno de encaje dirigiéndose alrededor de la zona de la afición visitante, siendo inmediatamente estrecho por el personal de seguridad del estadio”, añade.