El Györi Audi ETO KC húngaro, que dirige el español Ambros Martín, y el HC Vardar macedonio se desavenirán este domingo en Budapest en la final de la Agrupación de Campeones femenina de balonmano tras deshacerse en las semifinales del Buducnost montenegrino (26-20) y el CSM Bucarest rumano de Carmen Martín, que defendía el título (38-33).

El Györi, campeón en 2013 y 2014, batió al Buducnost, en el que milita la portera española de origen brasileño Darly Zoqbi de Paula, en la primera semifinal para ingresar a su casa de campo final -segunda consecutiva-.

Las veteranas Kari Aalvik Grimsbo y Anita Görbicz lideraron el triunfo del cuadro húngaro, que controló el choque de principio a fin. Görbicz acabó con nueve tantos, mientras que Cristina Neagu lideró el ataque del Buducnost con siete dianas.

El Vardar, tercero en las tres últimas ediciones, se deshizo sin excesivas dificultades del campeón en 2016, el CSM Bucarest, y estará en su primera final de la máxima competición.

Gnonsiane Niombla marcó ocho goles para las rumanas. Andrea Penezic -máxima goleadora del torneo- y Jovanka Radicevic, con siete cada una, fueron las mejores del ataque del Vardar. Carmen Martín acabó con cuatro goles.

El partido por el tercer puesto se desafiará este domingo a las 15.15. La final será a las 17.45.