Oblak: sin trabajo en el primer tiempo, el Eibar le amenazó pero sin durar a chutar. Pedro León estuvo cerca de batirle con un zurdazo en el 47’ que casi acaba en el interior. Resolvió acertadamente un cabezazo de Escalante en el tiro de anciano peligro del Eibar.

Thomas: sorprendentemente cómodo en el limítrofe diestro, donde controló acertadamente a Inui y dejó buenas jugadas en ataque. Antaño del alivio sirvió un balón de gol a Saúl tras un buen desborde en línea de fondo, pero el canterano marró su tiro. Algún aventura con el balón en los pies como nota negativa, pero el prueba dejó buenas sensaciones.

Godín: algún despiste con el balón en presencia de la presión ingreso del Eibar en los primeros minutos, se asentó con el paso del tiempo. Pero no tuvo claridad con el balón en un día que el Atleti la necesitaba. Pero se desquitó en la acción del 1-0, en la que apareció como extremo izquierdo para asistir a Saúl. Acabó el partido expulsado.

Lucas: correcto, sin fallos, aunque siquiera estuvo demasiado obligado por un Eibar que prefirió siempre atacar por fuera.

Filipe: mucha proyección en ataque, se asomó al área y puso centros con intención, aunque sin final oportuno. Sigue en gran forma. Pedro León le ganó la partida en la barrabasada de anciano peligro del conjunto eibarrés.

Gabi: fallón en los primeros minutos, ganó en poso según avanzó el choque. Se colocó por delante de la defensa en el 4-1-4-1. Buen despliegue físico, peor con balón.

Carrasco: muy activo en el primer tiempo, tuvo en sus botas el 1-0 con una gran barrabasada personal en la que sentó a Ramis, pero se llenó de balón al constreñir y la mandó ingreso. En el segundo tiempo se situó por la izquierda y desbordó proporcionado, pero no tuvo puntería con sus disparos de media distancia. Dejó el campo en el 80’ para que entrase Tiago.

Saúl: dupla con Koke en el medio, entreambos escoltados por Gabi. Buen despliegue físico y cada vez mejor con el balón. Tuvo el 1-0 al borde del alivio tras una gran acción de Thomas, pero buscó la escuadra y se le marchó hacia lo alto el tiro. Se fue al túnel rumiando ese resolución y se desquitó en el segundo tiempo con el gol que abrió el tanteador, un zurdazo imparable desde la anterior.

Koke: como Saúl, acertadamente dirigiendo la orquestina tras unos primeros minutos complicados por la presión ingreso del Eibar.

Gaitán: muy poco del argentino, está más fino pero sigue sin desbordar como debiera. Antaño del alivio, escasamente una desidia muy acertadamente sacada que provocó un penalti (no pitado) de Ramis por mano. Simeone le señaló cambiándole tras el alivio para que entrase Torres.

Griezmann: mucha presencia en el frente de ataque, aunque poca hacia lo alto como rematador. Sí apareció más en el segundo tiempo y probó a Yoel, sin suerte. Cambiado por Correa en el 86’, se llevó una gran ovación del Calderón.

Torres: entró en el 46’ para darle una narración hacia lo alto al equipo, en oportunidad de Gaitán. Participó a su forma en el 1-0, dejando producirse el balón de Godín para que llegase hasta Saúl. Estuvo a punto de marcar un golazo en un remate girando de espaldas que se fue por poco. Muy activo en los minutos que tuvo.

Tiago: entró en el 80’ por Carrasco. Minutos para devolver su trayectoria y atar el resultado. Despejó el posible igualada del Eibar en la última barrabasada.

Correa: entró por Griezmann en el 86’. Sin escasamente beneficio para demostrar.