El Atlético de Madrid reclamó como penalti una mano de Ramis en el área que cortó un centro enviado por Koke que se dirigía a la portería de Yoel. El colegiado andaluz Fernández Borbalán no señaló la pena máxima que hubiese supuesto la amonestación para el central del Eibar. 

Para Iturralde, comentarista en la Esclavitud Ser, “es penalti de Ramis, va con la mano ocupando un espacio que no es ordinario para hacerse conspicuo y detiene el remate“.

Por su parte el Eibar pidió la segunda amarilla para Filipe Luis por una errata sobre Sergi Enrich donde el contiguo brasileño contrariedadó con la plantilla de su bota en la espalda del punta del club armero. El colegiado señaló la errata pero no sacó maleable.