El preparador del Celta de Vigo, Eduardo “Toto” Berizzo, aplicará de nuevo por las rotaciones en el partido de Alianza contra el Málaga, para el que ha dejado fuera de la convocatoria a cuatro de sus habituales titulares, Radoja, Tucu Hernández, Wass y Pione Sisto, informaron hoy fuentes del club.

El técnico celeste siquiera ha citado al cancerbero Rubén Blanco, que ya ha superado la lesión que le mantuvo de devaluación los últimos dos meses, mientras que el defensa central Andreu Fontás, que podría recuperar la titularidad el próximo jueves en el partido de dorso de las semifinales de la Europa League contra el Manchester United en Old Trafford, no pugnará oportuno a la acumulación de tarjetas.

Respecto al primer partido de esa eliminatoria regresan a la repertorio de dieciocho jugadores Pape Cheikh, Alvaro Lemos, Josep Señé y Andrew Hjulsager, además del supletorio izquierdo Carles Planas, que ha recibido el ingreso médica este mediodía.

La convocatoria completa la forman: Sergio, Iván Villar, Hugo Mallo, Lemos, Marcelo Díaz, Señé, Bongonda, Planas, Guidetti, Iago Aspas, Beauvue, Pape, Jozabed, Hjulsager, Jonny, Sergi Gómez, Cabral y Roncaglia.

Berizzo: “La importancia de la semifinal hace que te distraigas”

Eduardo “Toto” Berizzo, preparador del Celta de Vigo, ve lógico que “la importancia” de la semifinal de la Europa League contra el Manchester United “distraiga” a sus jugadores, pero al mismo tiempo avisó que los menos habituales deben recuperar “la competitividad” este domingo frente a el Málaga para no repetir la imagen de los últimos partidos frente a Betis y Athletic.

“La importancia de la semifinal hace que te distraigas, que centres tu atención en ese partido, pero debemos ser capaces de dejar tener lugar la inspección del coche atún y esperar el coche futuro que también puede ser muy guapo”, apuntó el técnico en su comparecencia frente a los periodistas.

En este sentido, señaló que el partido de La Rosaleda debe devolverles esa “competitividad” que les permite “superar a cualquiera” porque, a su motivo, no existen “distancias insalvables”.

“Inclusivo contra el Manchester United que las hay, de prestigio, de historia, de presupuesto…”, declaró Berizzo, quien justificó la marcha de Wass, Radoja y Hernández de la convocatoria porque “vienen de un partido físico y de mucho contacto” frente a el conjunto dirigido por el portugués José Mourinho.

“El equipo no habitual tiene que salir a superar a un rival que viene al acrecentamiento, que viene de un gran triunfo frente a el Sevilla. Nos vamos a encontrar un gran bullicio en Málaga”, avisó el argentino, quien no escondió que en los últimos dos partidos en Balaídos su equipo pudo pugnar “mejor”.

“Cada uno debe exigirse mucho. Tenemos que ser muy exigentes con nosotros mismos, tanto individual como colectivamente”, puntualizó el preparador del Celta, quien dejó adivinar que realizará un cambio de dibujo táctico en Old Trafford.

“Puede precisar un cambio de nombre y de dibujo, o imaginar movimientos diferentes. Nuestro equipo tiene unos recorridos, una ingeniería desarrollada pero debemos imaginar algunos más. Necesitamos presionar en un campo muy importante y frente a un rival que juega aceptablemente”, explicó.

Preguntado por su futuro, después de que en las últimas horas se le ligara al Sevilla, manifestó que “mi conversación la he pausado por lo que nos estamos jugando, cuando la retome os diré cómo me fue”.

Insistió en que no tiene decidido dónde entrenará la próxima equipo, se mostró convencido de que el Celta no ha hablado con otros entrenadores y elogió el trabajo que su compatriota Mauricio Pellegrino, a quien sitúan en el banquillo de Balaídos el próximo curso, está realizando en el Deportivo Alavés.

“Es un preparador al que conozco, que ha hecho una temporada muy buena en el Alavés, que ha conseguido una regularidad muy importante en la Alianza. Ha demostrado que su trabajo es muy valioso”, destacó Berizzo, quien no quiso profundizar sobre su futuro.

“Si yo no hablo no palabra mi agente. Puede admitir llamadas, evidentemente uno no es desconocedor a que lo llamen, pero él sabe cuál es mi posición y no tiene directrices diferentes a las mías. Voy a agotar mis opciones de lograr a un entendimiento con el Celta. No me consta que el club busque otro preparador, creo que todo el club desea que lleguemos a un acuerdo, otra cosa es que lo consigamos”, concluyó.