El pasado 31 de agosto fue un día frenético para Álvaro Vázquez. Aunque Quique Sánchez Flores había pedido su fichaje para el nuevo plan del Espanyol (los dos coincidieron en el Getafe), llegó esa última etapa de mercado y el punta solo tenía una propuesta encima de la mesa, la del Deportivo. Álvaro pasó en Madrid la revisión médica y el Getafe aceptó la ofrecimiento del equipo de A Coruña, pero cuando el punta iba a correr en torno a la ciudad gallego, el Espanyol movió ficha.

Subió la postura y el Deportivo se quedó sin punta. Tuvo que cerrar la cesión de Joselu, procedente del Stoke City, en las últimas horas de mercado.

Álvaro fue presentado días después como nuevo componente perico, un retorno que no ha regalado los frutos esperados en esta primera temporada. “Sabemos que en todo el mercado siempre hay unos procesos que hay que seguir. Cada club rastreo alternativas. Pasé el examen médico, pero cuando llegó la llamamiento del Espanyol ¿qué vas a pensar? Si lo decides con el corazón, no hay otra opción”, declaró el futbolista en su primera aparición como blanquiazul.

Pero lo cierto es que la temporada de Álvaro ha sido para olvidar. El componente, que regresa a la nómina de convocados después de unas semanas fuera, tan pronto como ha disputado diez partidos de Cinta (solamente dos de titular) y no ha acabado marcar.

La situación del componente la próxima temporada

El punta tiene aún tres años más de acuerdo, pero el Espanyol le está buscando una salida para este verano. Uno de los problemas que ha tenido Álvaro este curso ha sido la descuido de pretemporada, que le ha hecho caer herido en más de una ocasión en este curso. Además, durante el curso Quique le ha atrevido varios dardos públicamente. Uno de ellos, durante la reverso de Copa frente a el Alcorcón, en la que el técnico expulsó al punta del banquillo por enfadarse al no salir al contorno de distracción. “Se equivocó y como se equivocó se fue al vestuario. No hay beneficio para decisiones individuales. Nos toca liderar un plan en el que hay una seriedad, una conducta y una forma de comportarse. Si un componente se la salta, no está. Ha pedido perdón, está fantástico, pero no. Tiene que reflexionar”, comentó Quique sobre este hecho.
a