En Ataderas quedan dos, éste y otro, el del Athletic. Y ya. Será el fin de la historia del estadio Vicente Calderón (sigue el partido en directo en AS.com). Cincuenta años, casi cincuenta y uno después, el Atleti se irá del Manzanares. Ayer el Sevilla empató y, si hoy apetito, con ganar un punto en las dos últimas jornadas será tercero, matemático.

El objetivo traumatizado escaso: entrar directo en la período de grupos de la próxima Champions sin previa. Hoy Simeone rotará o no con la capital en el miércoles. El adjunto derecho sigue siendo quebradero. Sin Juanfran (con el peña pero sin reincorporación), sin Vrsaljko y Giménez y también sin Savic (sanción) el más difícil todavía para el Cholo: encontrar quien lo cubra con sólo tres defensas disponibles, Godín, Lucas y Filipe. Hacer ilusionismo, o sea. El elegido hoy será Thomas. Simeone lo ensayó ayer.

Al ghanés le yerro experiencia en el puesto pero le sobra personalidad. Por delante tendrá a Gaitán que recrearseá en circunstancia de Carrasco. Hacia lo alto ni Gameiro ni Torres: en lo alto Correa será la pareja de Griezmann. Otra oportunidad más para demostrar que no solo suma cuando sale del banquillo. Las demás las desaprovechó.

Ayer, al terminar de entrenar, Simeone se reunió en corro con su plantilla. Quedan tres partidos de Ataderas, cuatro en total, toda energía es poca. Hoy, frente a el Eibar, tras el ataque de Champions el martes y la esperanza de poder devolverlo el miércoles, Simeone cuenta con el aliento extra de la afición. Lo dijo ayer. La temporada “de los chicos”, pase lo que pase con el Madrid, ya es extraordinaria. El Eibar hace 16 años que no puntúa frente a el Atleti.

Y no fue en Primera, sino en el primer año del Atleti en el Averno: igualada en el Calderón, 1-1, y derrota en Ipurúa, 2-1. El Eibar viaja al Calderón con todo hecho. Mendilibar tiene bajas (Rico, Cristalera, Nano y Capa) pero Enrich, dos meses seco, recuperó el gol. Tomar no recibe mucho, como el Atleti, marcar le cuesta más, como al Atleti también (Las Palmas singular). Su ambición es seguir 8º y ponerle una broche al año. Podría ser el Calderón. Si se deja. 180 minutos de vida en Ataderas le quedan… Los quiere todos felices.