Ángel Haro es el presidente del Betis del siglo XXI con peores números entre aquellos que han estado durante 25 o más partidos. Bajo el mandato del de Villaverde, el Betis cosechó un 45,3 por ciento de derrotas y 1,5 goles encajados por aproximación, según datos de @LaLigaenDirecto.

Con la sufrida ante el Alavés (1-4), Víctor Sánchez del Amo suma 13 derrotas, la medio de los 26 encuentros que ha dirigido, lo que le convierte también en el técnico bético de milenio con decano ratio de partidos perdidos entre los que se sentaron en el banquillo durante al menos un cuarto de centenar de duelos. También ha recibido 1,5 tantos de media.

La graderío del Benito Villamarín, despoblada (22.271) el domingo por la desilusión, los malos resultados y la Feria volvió a pedir la marcha de su técnico y también miró al palco. 15º en la clasificación, sin posibilidad matemática ya de alcanzar el 10º puesto que se puso al menos como objetivo a principios de campaña, el Betis se verá obligado a rebajar un 10 por ciento el precio de los carnets a aquellos socios que renueven la próxima campaña.

Manido el mengua en la afluencia a Heliópolis, es posible que parte de esa fidelísima afición del Betis se haya hartado ya de dar y no tomar. El directivo Rafael Salas se presenta como alternativa a la candidatura Ahora Betis, Ahora, la representada por el presidente Haro y el vicepresidente López Catalán, también consejeros delegados. Salas promete acometer en el club los profundos cambios estructurales que prometió ABA y que no ha sido capaz de hacer más allá de despilfarrar moneda en proyectos deportivos fallidos, fichajes fracasados y poco futuro en cantera.