Hasta en el día más adecuado hay determinado quien llega para fastidiarlo. Tras afianzar una primera fila para Ferrari por primera vez en nueve años (desde Francia 2008), Vettel y Raikkonen estaban enormemente satisfechos por favor yeguada a Mercedes en su división más inexpugnable, la clasificación, y se mostraban felices en la rueda de prensa posterior, pero una inesperada pregunta de un periodista les hizo torcer el visaje, y más viniendo de Andrea Cremonesi, el enviado particular de ‘La Gazzetta dello Sport’.

“El único punto agorero, si se puede asegurar que es agorero, de este fin de semana es que tienes que cambiar de nuevo el turbocompresor y es el tercer dato. ¿Crees que será un problema para el final de la temporada?”, le preguntó el italiano a Kimi. “Siempre eres muy bueno para encontrar cosas negativas sobre nosotros. Es un cambio planeado y estoy seguro de que estaremos correctamente”, respondía muy serio el finlandés. Mientras que a su flanco, Vettel no pudo evitar entrometerse y bromear con Cremonesi por su cuestión.

“Eres italiano, deberías estar en la espejo. Estoy seguro de que ahora mismo todo el mundo en Italia está muy contento y tú eres el único italiano en el mundo que encuentra una razón para ser agorero. Deberías avergonzarte”, le dijo el alemán en tono irónico entre las risas de los asistentes, y añadió: “Quizás tengas una gran oportunidad de conseguir un pasaporte alemán, porque normalmente los alemanes siempre encuentran una razón para quejarse. Si hay dificultades cuando regreses a Italia, eres bienvenido en Alemania”.

Este no ha sido el único encontronazo entre pilotos y periodistas en Sochi, Alonso protagonizó uno y mucho más serio con Ted Kravitz. El británico de ‘Sky Sports’ insinuó que el español se retiró adrede en Bahréin antaño que terminar fuera de los puntos y le preguntó él mismo por ello en Rusia. “Ese rumor lo has construido tú, así que lo que debes hacer es aclarárselo a tu audiencia. Por supuesto que me retiré solamente porque tuve una avería en el motor”, le respondió Fernando. Los pilotos también pelean fuera de la pista.