No fue rápido. Carencia. Muy calmoso. Decía Fernando Alonso que perdían de dos segundos y medio a tres en las rectas del circuito de Sochi y eso es poco que debió notar y mucho Stoffel Vandoorne porque no pudo ser competitivo en ningún momento. Pero… al menos terminó la carrera, la primera después de dos grandes premios sin poder concluir. Terminó ya la primera del año en Australia donde fue decimotercero y último, doblado.

El belga acabó decimocuarto, también doblado por los líderes y solo por delante de los dos Sauber y a 27 segundos de un coche como el Haas de Magnussen.

Pero ya ha terminado dos grandes premios, cuando aún no lo ha podido conseguir Fernando Alonso, recordemos que el asturiano se quedó con el coche parado ayer de iniciarse la salida, exacto tras la dorso de formación.