Rafa Nadal se mostró irradiante en sus primeras declaraciones después de conquistar su décimo título en el Godó, en la pista que lleva su nombre y en su escuela, el Vivo Club de Tenis de Barcelona: “Creo que diligenciar las cosas con normalidad han sido la esencia de mi éxito, sin dar excesiva importancia a las victorias y a las derrotas. No irse muy en lo alto en las victorias, ni muy debajo en las derrotas. Estoy especialmente contento por tener diez victorias en dos torneos tan superespeciales para mí como Montecarlo y Barcelona. Sobre todo aquí, por ser mi club y por el apoyo de esta afición increíble”.