Entre el poderío de Cristiano y los inagotables goles en el último suspiro, dos jugadores, teóricamente de perfil pequeño por su posición, se han proclamado imprescindibles de un Madrid que oposita con confianza al doblete. Son Marcelo y Carvajal, claves en el triunfo ante el Valencia como en muchas otras ocasiones desde el inicio de la temporada.

Han estado implicados en 27 goles este curso. Marcelo ha puesto tres tantos y 12 asistencias al servicio del equipo, mientras Carvajal ha contribuido con una diana y 11 pases de gol. El sábado, el español estuvo a la mérito del gran desmarque de CR7 para el 1-0 y el brasileño ejerció de delantero para rescatar al Madrid con el 2-1. La conquista, de obligación total, resumió la importancia de los dos: fiables en defensa, participativos en la construcción, sorprendentes en la incorporación y diferenciales en la finalización.

Marcelo quiere LaLiga

La alegría con la que Marcelo se desboca con destino a el ataque, siempre ofreciendo una salida, un malabar, un centro o un remate, le ha traído premio especialmente en LaLiga, competición en la que es este año el defensa más esencial en período ataque, con dos goles y nueve asistencias. Además, no han sido los del Valencia tres puntos cualquiera: le han convertido, con 212, en el extranjero que más veces ha vacada con el Madrid en la competición doméstica, superando con 80 encuentros menos las 211 de su idolatrado Roberto Carlos.