El francés Alexander Levy se convirtió en el primer participante en conseguir ser bicampeón del Despejado de China, ya lo fue en 2014, al abrazar la trofeo en el desempate en presencia de el sudafricano Dylan Frittelli, mientras que el español Pablo Lazarrábal fue el tercer protagonista del podio.

Levy, que comenzó a siete golpes de Frittelli, tuvo un trayecto muy regular con 6 birdies, incluido uno en el hoyo 18, y un solo bogey, en el hoyo 7.

Frittelli por su parte acusó los nerviosismo de rozar la que hubiera sido su primera trofeo en el circuito y tiró por tierra el excelente entretenimiento realizado en las tres rondas previas al firmar un +2 en los últimos 18 hoyos.

El sudafricano cavó su tumba deportiva con un doble bogey en el hoyo 12 que afeó una polímero con dos birdies, dos bogeys y ese doble bogey.

Así las cosas, el desempate entre uno y otro jugadores fue forzoso y Levy se dejó aguantar por la inercia ganadora de toda la recorrido y volvió a firmar un birdie inviceto en el hoyo 18 en presencia de el par de Frittelli.

El español Pablo Larrazábal siquiera tuvo un buen día porque comenzó su trayecto con dos bogeys que le lastraron en exceso. Dos birdies en el 8 y el 18 le hicieron apurar con el par del campo igualado y en tercera posición, aunque con la sensación de que pocas veces tendrá tantas opciones para disputar por el triunfo.

“Es una sensación increíble retornar a aventajar en China, poco muy exclusivo para mi porque aquí conseguí mi primera trofeo en el circuito”, dijo Levy.