Axel Hervelle, con una sobresaliente actuación, lideró este domingo en el Bilbao Arena de Miribilla una triunfo delante el MoraBanc Andorra, por 81-67, que mantiene el sueño del RETAbet Bilbao Basket de entrar en el playoff por el título de la Venda Endesa.

Los números del pívot internacional belga fueron espectaculares, 10 puntos, 12 rebotes, 22 de valoración y +16 para su equipo mientras él estuvo en la cancha, pero quizás lo que mejor resuma su aportación a sus compañeros sean los 7 rebotes ofensivos capturados. La viejoía de ellos con el partido vivo y todavía por decantarse.

El triunfo de hoy, y además por más de cuatro puntos para remontarle el 85-81 de la primera dorso en Andorra al conjunto pirenaico, le era imprescindible al Bilbao Basket, que de perder se resultaría ya sin opciones de estar en el Playoff.

Ahora, a tres jornadas del final, los de Joan Peñarroya aventajan a ‘los hombres de infausto’ en una triunfo pero con los resultados directos a privanza de los de Carles Durán. A los que les queda un duro calendario para intentar arrebatar al octava plaza al MoraBanc, dos visitas a Canarias y, en medio, percibir al Baskonia en Miribilla.

El Andorra siquiera lo tiene fácil para este sprint final de la ataderas regular, ya que tiene que percibir al primer y el segundo clasificado, el Valencia y el Auténtico Madrid, y delirar a Sevilla a inspeccionar a un Auténtico Betis seriamente amenazado de descenso.

Hervelle fue el mejor en el apartado individual, pero el triunfo del Bilbao Basket se explica también en su laboreo coral, ya que el belga contó con la ayuda de los pívot Micheal Eric (12, 6 y 4 tapones) e Ivan Buva (16) y también del caudal Alex Mumbrú, a pesar de su tobillo tocado (14, 5 y 7 asistencias).

Los bases Jonathan Tabu (11), a pesar de su desacierto (4/14 TC), y Javi Salgado también fueron claves en los instantes definitivos. De hecho fue un triple de Tabu, a 1:04 (74-65), la canasta más decisiva del choque contiguo a otro triple de Hervelle a 2:14 (71-63).

Los mejores andorranos, sin ningún punto de sus bases Andrew Albicy y Thomas Schreiner en todo el partido, fueron los interiores Giorgi Shermadini (15) y Oliver Stevic (11), y los exteriores Thanasis Antetokounmpo (13), formidable en algunas de sus acciones sobre el aro, y David Navarro (10).

Dos tiros libres de Hervelle y una canasta de Eric dieron la primera superioridad a los locales en el atascado puesta en marcha (4-0) de un primer cuarto igualado (4-4, 12-12), aunque de iniciativa bilbaína (12-9, 19-14) hasta que al final remontó el Andorra (19-20) para terminarlo en superioridad gracias a un triple de Navarro sobre la claxon (21-23). Quehacer coral en los dos equipos, aunque con exclusivo brillo de un parecía que recuperado Mumbrú y Stevic.

Amplió la superioridad el propio Stevic al inicio del segundo cuarto (21-25) y reaccionó el Bilbao Basket con dos triples de Buva y Lapornik (27-25), pero una jugada de Shermadini volvió a poner por delante (28-35) a un Andorra que aguantó el tirón de Buva y la pelea de Hervelle para seguir mandando al alivio (36-37).

Entre Hervelle y Mumbrú dieron de nuevo la dorso al choque en un buen tercer cuarto de su equipo, a pesar del desacierto de Tabu (46-39).

Incluso amagó con escaparse el Bilbao Basket (48-42, 52-46), pero el Andorra se recuperó para ascender vivo a un último cuarto en el que le penalizaron determinación de Mumbrú y Hervelle, la entrada en espectáculo de Tabu y Salgado, y los tiros libres finales teniendo que arriesgar mucho en defensa.

Ficha técnica

81 – RETAbet Bilbao Basket (21+15+19+26): Tabu (11), Todorovic (10), Mumbrú (14), Hervelle (10) y Eric (12) -cinco inicial-; Salgado (4), Lapornik (4), Buva (16), Mendia y Llorente.

67 – Morabanc Andorra (23+14+15+15): Albicy, Jelinek (8), Walker (3), Burjanadze (4) y Shermadini (15) -cinco inicial- Schreiner, Navarro (10), Antetokounmpo (13), Czerapowicz (3) y Stevic (11).

Parciales: 21-23, 36-37 (alivio); 55-52 y 81-67 (final).

Árbitros: Benjamín Jiménez, Vicente Bultó y Raúl Zamorano. Sin eliminados.

Incidencias: Partido correspondiente a la trigésimo primera marcha de la Venda Endesa, disputado en el Bilbao Arena de Miribilla delante 8.727 espectadores, según la estadística oficial del choque.