El Alcorcón salió consciente de que se jugaba la vida en presencia de un Cádiz que llegaba después de cinco partidos sin aventajar. Álvaro Cervera repitió merienda de un equipo que ya se sabe de memoria, mientras que Velázquez volvió a hacer cambios con la entrada de Iván Alejo por Óscar Plano.

Los alfareros salieron como siempre, intentádolo, pero sin terminar de conseguir hacerse con el tempo del partido. Salvi falló la primera en un mano a mano en presencia de Dmitrovic, y el propio Salvi buscó el pase de la crimen y lo sacó Rafa Páez. Y, en la tercera, mazazo. Desidia limítrofe para los gaditanos, centró Aketxe, el balón tocó en el muslo de Garboso y Sankaré no perdonó en el área pequeña. Un gol que dejó muy tocado al Alcorcón. A los alfareros sólo les valía aventajar y el equipo empezó a desesperarse. El Cádiz ya tenía su botín y juntó líneas buscando que su póker de en lo alto sentenciase. David Navarro tuvo la primera amarilla en un balón suelto en el área que no consiguió rematar, respondió con un remate de Salvi que salvó el segundo Dmitrovic. Bakic tuvo la más clara tras una buena entrada de Iván Alejo por la derecha, pero su tiro franco desde la primero se fue fuera por muy poco. Mientras el Cádiz a lo suyo: Aketxe fuera, Salvi al palo… cada aparición de los andaluces era sinónimo de peligro, mientras los alfareros lo intentaban, sin puntería. Así se llegó al refrigerio, con unas estadísticas que lo dicen todo: ningún tiro entre los tres palos del Alcorcón.

Tras la reanudación, el Alcorcón intentó dar un paso delante. Con más fe que fútbol, pero al menos intentándolo. Pero el que llevaba peligro era el Cádiz. Kadir remató fuera, David no logró controlar en buena posición, el argelino metió un buen centro que nadie remató… y entonces llegó la sentencia. Gran contra del Cádiz llevada por Álvaro que se plantó delante de Dmitrovic y cruzó el balón para hacer el 0-2. Velázquez salió con todo, ya no había carencia que perder, y así, con el Alcorcón volcado, Aketxe tuvo el tercero. El Alcorcón pudo recortar distancias en un barullo en el área que acabó parando Cifuentes, el meta tuvo que aparecer también para evitar el gol de Alejo que se hizo una buena faena, pero su tiro fue demasiado flojo. Intentaba angustiar el Alcorcón, pero sin puntería ni demasiado fútbol. Bakic de yerro y Elgezabal en un remate franco, mandaron el balón fuera. Terminó el Alcorcón en el área del Cádiz, con fe, pero sin fútbol. El Cádiz hunde más al Alcorcón que está con un pie en Segunda B. Los de Cervera rompen su mala destello y están más cerca del playoff