AVANCE. El Baskonia despejó pronto las dudas sobre su estado mental tras la dura derrota frente a el CSKA en Euroliga. Lo hizo pasando por encima de un Joventut que fue una caricatura de sí mismo y que terminó recibiendo una de las grandes palizas de la temporada.

Adam Hanga fue el ludópata más destacado del conjunto vitoriano, con 18 de valoración, admisiblemente acompañado por Shengeila y Larkin.

El Joventut, que se quedó con un 27% en tiros de campo y un 11% en triples, estuvo liderado por un Jerome Jordan que fue el máximo anotador del choque con 14 puntos.