Asoma por Heliópolis el Alavés, que visitó al Betis por última vez el 23 de noviembre de 2014 para ganar 1-2 y provocar la destitución de Julio Velázquez. Hubo escándalo en la anfiteatro del Benito Villamarín y tormenta en el banquillo y también los despachos: aquella derrota no sólo se llevó por delante el técnico charro sino también al presidente Manuel Domínguez Platas, entonces en la directiva verdiblanca. 

Horas después de caer en presencia de el equipo babazorro, Juan Carlos Ollero se convertía en nuevo presidente del Betis. Próximo a él entrarían Ángel Haro y Ernesto Sanguino como consejeros. Tras 14 jornadas de Confederación en Segunda el Betis se encontraba entonces a 8 puntos del medra directo y hacía desatiendo un llamada de propósito que llegó poco a poco. Ollero y el renovado Consejo decidía colocar a Juan Merino en el banquillo de manera interina y el linense lograba cuatro victorias consecutivas antaño de que, ya tras el parón de Navidad, Pepe Mel diera el empujón definitivo para conquistar un desahogado medra a Primera como campeón. 

Poseedor de la longevoía accionarial adentro del Consejo, junto a José Miguel López Catalán, Haro adoptaría cada vez posturas de más poder dentro el club. Los dos se salieron de la directiva para crear la candidatura Ahora, Betis, Ahora en septiembre de 2015 y entrar a dirigir tras una Concilio en la que salieron elegidos, con Ollero todavía como presidente, cada vez más embellecedor. Otro huracán institucional a comienzos de 2016 acababa con Haro en el puesto de Ollero y también como guía delegado cercano a López Catalán.

La bicefalia ha fracasado también en el tesina que inició esta temporada 2016-17 tras fichar a Miguel Torrecilla de director deportivo y a Gustavo Poyet y Víctor Sánchez del Amo como técnicos. Los errores constantes en la parcela deportiva no han evitado que Haro y Catalán sigan gobernando el Betis sin apoyarse al punto que en el Consejo.

Tanto que el directivo Rafael Salas, descontento con estas formas y también con el pacto accionarial cercano a Luis Oliver, presentó hace unos día su alternativa para liderar otro Betis en una Concilio que debiera celebrarse a partir de julio.